CRÓNICAS DESDE GUATEMALA:3ª

30 de mayo de 2015

3ª CRONICA, DESDE EL PAIS DE LA ETERNA PRIMAVERA Y LA TIERRA DEL QUETZAL

Querida familia, queridos amigos y amigas: En la Crónica anterior os decía que en la 3ª empezaría por informar del Proyecto. Algunos me habéis preguntado si es un Colegio. Es un Proyecto Socioeducativo situado en un municipio del Departamento de Guatemala llamado Chinautla. Su nombre, Xajanaj Kahalepana, en idioma pocoman significa: “ayuda mutua saliendo juntos adelante”
La Fundación Pedro Poveda es la entidad jurídica que da respaldo al Proyecto que en gran medida se sostiene gracias a la Cooperación Internacional.
Existen dos programas educativos: el PAT- Programa de apoyo Tutorial- y el PAE -Programa de Apoyo escolar-
El Programa de apoyo tutorial es un sistema de enseñanza extraescolar dirigido a niños/ niñas y adolescentes, que por varias razones no asisten a la escuela:
•No se han incorporado al sistema público a pesar de tener la edad correspondiente por falta de recursos económicos
•Han realizado algún curso, pero han abandonado el sistema educativo debido al fracaso escolar.
•No pueden ser admitidos por sobre edad.

El Programa de Apoyo Escolar está dirigido a niños y niñas de Primaria, de las escuelas públicas. Por la mañana asisten a su Centro y por las tardes van al Proyecto donde reciben apoyo en las tareas escolares y en el proceso de aprendizaje.
Debido a la situación de pobreza y extrema pobreza de la población beneficiaria del Proyecto, los programas educativos propuestos incorporan planes nutricionales.
Además funcionan la Biblioteca, la ludoteca y la sala de computación. Estos tres servicios están abiertos al barrio y pueden usarlos tantos niños y niñas como adultos.
Estoy convencida de que el Proyecto es una clara respuesta a la situación de marginación de los niños, jóvenes y comunidad del barrio de S. Julián en Chinautla. El equipo está muy comprometido y sus relaciones con “los patojos y patojas” (niños/as) son cariñosas y cercanas.
El Proyecto acaba de cumplir los 10 años y lo celebramos con un “Conversatorio” (así llaman a los actos con exposición y diálogo) con el título: “Desafíos de la Educación hoy y la Propuesta Socioeducativa de la Fundación Pedro Poveda” a cargo de Blanca Fuentes, Coordinadora del Proyecto y de Carlos Aldana, profesor de la Universidad de S. Carlos. Después no podía faltar la refacción (alimento para reponer fuerzas) para todos los participantes. Todo resultó muy bien.
Si queréis conocer algo más, podéis ver el video
https://vimeo.com/25851515

Os animo a dedicarle un poco más de 12 minutos. Creo que os va a gustar. Yo conozco a algunos de los niños que aparecen en él. Estaban cuando bien por primera vez en 2011.
También podéis conocer más a través de la página de la Fundación:
http://www.fundacionpedropoveda.org/
Algunos sábados, cada 15 días, también estamos ocupadas con encuentros con el grupo de becados que estudian en Institutos y con el grupo de jóvenes voluntarios que participan en el Proyecto. Este año, gracias al apoyo económico de la ONG “Proyecto Cultura y Solidaridad” 10 adolescentes pueden cursar sus estudios de Básico (lo equivalente a la E.S.O en España). Hoy por la mañana he tenido la 4ª sesión del Taller de Conocimiento personal con los voluntarios. Merece la pena trabajar con ellos y su valoración de la experiencia que están viviendo, es muy positiva.

El tema de la violencia y la inseguridad junto con la corrupción y la impunidad, son elementos que definen a este país que podía ser de otra manera. Gracias a la CICIG ( Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala) se ha desarticulado una estructura dedicada al fraude fiscal aduanero y han sido detenidas muchas personas acusadas de realizar cobros ilegales, entre ellas el Secretario privado de la Vicepresidenta. Se están desvelando muchas estructuras que están defraudando al Estado. Esto afecta a las condiciones de vida de la población. Podría haber equidad social que no existe.
Desde finales de abril, la ciudadanía se está movilizando con manifestaciones pacíficas. Al descubrirse la implicación de la Vicepresidenta en este fraude millonario no le ha quedado más remedio que dimitir. Ahora se pide que dimita el Presidente y que se introduzcan cambios en algunas leyes y en el sistema político.
Muchas pancartas expresan el rechazo a la corrupción y que se devuelva lo robado.
Podría poner los textos de muchas de ellas, pero sólo transcribo el de una que me resultó especialmente significativa: “Nos han quitado tanto, que hasta el miedo nos han quitado. Por eso luchamos”
Esto parece algo insólito, porque antes casi nadie se movía ante la injusticia. Yo he participado en dos concentraciones. Daba alegría ver que se iba uniendo gente y gente, con pancartas. Esto es una Buena Noticia con mayúsculas porque antes el pueblo se callaba más y se movía menos. El 16 de mayo cayó una tormenta de tal calibre que nos calamos “hasta los huesos”. Nadie se movía a pesar de la intensa lluvia. En un determinado momento, soltaron globos con los colores de la bandera de Guatemala, azul y blanco, y todo el mundo empezó a cantar el himno del país. Era impresionante.
Antes de las manifestaciones hubo personas encadenadas de un Movimiento llamado: ”Cadenas por la libertad”. Muchas personas les llevaron comida y alimentos.
Junto a eso, el 3 de mayo se veían riadas de gentes, la mayoría indígena, pobre, del interior, a los que le pagan el viaje, les dan la comida y algo de “plata” (dinero), para apoyar a uno de los candidatos que se presenta para Presidente. ¡Qué indignación e impotencia!
No sé si en España se oye algo de esto. A nivel mundial Guatemala no suele ser noticia.
Yo estoy bien, viviendo una experiencia interesante, que merece la pena.
En general, las personas de Guatemala son agradecidas y educadas. Las relaciones personales son gratificantes.
No me muevo sola por la ciudad porque los desplazamientos son “en carro” conducido por Blanca Fuentes y vamos juntas de casa al Proyecto y del Proyecto a casa o a alguna actividad cultural, ciudadana o lúdica. Me ha hecho ilusión conocer el Centro Cultural de España en Guatemala. Tuve ocasión de asistir a un concierto de 4 mujeres jóvenes compositoras pertenecientes a distintas etnias indígenas: kaqchikel, pocoman y kiché. Me gustó mucho por el colorido de sus trajes, la voz y el tipo de instrumentos.
Ha habido un ciclo de películas:” La colmena”, “Los santos inocentes” “El abuelo” y “La lengua de las mariposas”. Yo las he recomendado a las personas del equipo.
Para no alargarme más, os dejo. En la próxima os contaré alguna anécdota.
CONTINUARA…
Un abrazo “chapín”
Vicen

P.D: Espero respuesta. No os imagináis lo que disfruto cuando alguien me escribe.

CRÓNICAS DESDE GUATEMALA:4ª

21 de junio de 2015

4ª CRONICA, DESDE EL PAIS DE LA ETERNA PRIMAVERA Y LA TIERRA DEL QUETZAL
(Id al final del texto y leed la nota)


Querida familia, queridos amigos y amigas: No sé si antes de viajar para España, me dará tiempo a escribir otra Crónica. Ya me voy pronto para allá y tendremos ocasión de “platicar”, de que me preguntéis sobre la experiencia vivida y de contaros muchas cosas. ¡Y de ver todas las fotos que queráis!
En otros momentos os he transmitido situaciones duras, menos de las vividas porque a pesar del dolor hay mucha vida y a distancia se puede caer en subrayar lo que siendo real, no es todo en Guatemala.
Hoy quiero contar en tono “festivo” algunas situaciones vividas, y mi camino en el aprendizaje de una lengua que, aunque creemos que conocemos, requiere un cierto ejercicio para retener palabras y expresiones y captar el significado de ellas.
En medio de las actividades cotidianas, de vez en cuando surge alguna anécdota como la de un día que fui a Antigua. Recorriendo el mercado con Sheny, quise probarme un huipil (también se puede escribir güipil) que es una camisa amplia de algodón, adornada con bordados típicos. Como no había dónde mirarme para ver cómo me quedaba, me acerqué a un carro (coche) con los vidrios polarizados (cristales oscuros) y cuando ya me iba, escuché una voz que decía: le queda muy bien. Era el señor que estaba dentro del coche que bajó el cristal para darme su opinión. Yo no sabía qué hacer ni qué decir, a parte de reírme un montón, le dije: ¡Ay, disculpe! No recuerdo lo que me dijo el señor, pero él también se rió y creo que se lo pasó bien.
Con el tema del vocabulario, nos reímos mucho en la refa (refacción o tentempié que tomamos a media mañana) y en la hora de la comida. Es el momento en que yo repaso palabras y expresiones aprendidas, descubro otras nuevas o cuento algo que me ha pasado como cuando una “patoja” me dijo no se qué de un pichel. Yo creía que era alguna comida que le habían dado para que llevara al lugar donde comemos. Le pregunté si venía a traerlo y dijo que no, que a llevárselo para la refa de los niños. Yo miraba, ella señalaba, yo seguía mirando hasta que me señaló una jarra. Aquí es un pichel. Ya le aclaré cuando la agarró o tomó, que en España le llamamos jarra.
Otro día, Evelyn en casa me dijo “que iba a cenar de una vez”. Yo no me maginaba que se pudiera cenar de 2 ó 3 veces y creo que ella vio mi cara de sorpresa o yo le dije algo, y me aclaró, hasta que entendí, que ya iba a cenar. Otras veces para decir algo que van a hacer en ese momento dicen “de repente”. Ejemplo: “de repente voy a ir a la biblioteca”
Y no os imagináis el lío con mirar y ver. En Guatemala, te pueden decir “que se te mira muy bien” traducción: que se te ve muy bien o que ayer no te miré en toda la mañana; es decir que no nos vimos.
Tengo dentro de mí el soniquete de “pase, seño; adelante…” cuando llegamos al Proyecto por las mañanas. En el mercado también se escucha: “adelante, pase seño, ¿qué busca?, pregunte…”
Si vienen a Guatemala (quiero decir si venís a Guatemala) y queréis decirle a alguien que no se preocupe, tenéis que decirle: “no tengas pena”
Todavía nos reímos cuando recordamos lo que Irma nos dijo hace unos días, cuando Janet comentó que su hijo al nacer pesó… (no recuerdo cuántas libras, ni a cuánto equivale una), pero expresaba que el niño estuvo muy bien de peso. El niño de Irma fue prematuro y pesó poco: “nació pellejudo”. Ese mismo día estuvo mirando al segundo piso para ver si nos veía a Angélica o a mí que trabajamos arriba y nos dijo que estuvo “pescueseando”; ¿adivináis qué estuvo haciendo? Pues muy sencillo: estirando el cuello o sea el pescuezo. Conclusión: pescueceando, que cambiando la c por la s da como resultado la palabra anterior.
Irma es la secretaria y cuando la saludo por las mañanas: Buenos días, Irma, ¿cómo amaneciste? (esto lo he aprendido aquí) me responde:” Bien bendecida”. A mí me parece muy bonito y a veces me adelanto a decirle que si amaneció bien bendecida y que cuando vuelva a España me voy a acordar de esta expresión. Ella dice que me va a seguir bendiciendo todos los días.
Si escucho: “primero Dios” ya no me sorprendo porque sé que quieren decir: “Si Dios quiere”. Por ej. : ¿Nos vemos mañana? Y me dicen: Primero Dios. O “mañana, primero Dios, haré tal cosa…”
Realmente parece que hablamos la misma lengua, pero mi esfuersito estoy hasiendo para aprender. Yo no seseo porque me resulta extraño. Sólo, en algún momento lo hago con los niños y con algunas palabras para que me entiendan: ¡escriban en el pisarrón”! cuando tienen que escribir en la pizarra. El vosotros aquí no se usa. En su lugar se usa ustedes, aunque uno se dirija a niños pequeños. Al decir zapato les digo “sapato” que por cierto se escribe con “seta” y hablando de seta, en los autodictados he tenido que quitar la palabra seta porque para ellos son hongos y claro, no me sirve para escribir palabras con la letra t.
En algún momento me he sorprendido diciéndoles “mi corazón lindo” que es el sustituto del “mi niño” de Avila y que ellos entienden mejor. De todas formas también les digo: “Mi niño” y como va con cariño, creo que lo entienden.
A veces pienso que si mi abuelo Pablo oyera hablar de carro y de la cuadra, se sorprendería extraordinariamente. ¡La cantidad de veces que en mi pueblo íbamos al río cuando éramos pequeños en el carro de mi abuelo! Para uncir el carro sacaba a los animales de la cuadra. ¡Nada que ver con lo que aquí significa! En eso sí que tengo mucho cuidado porque si digo que vamos en coche, resulta que vamos montadas en un cerdo. (Coche igual a cerdo) y os podéis imaginar las carcajadas. Muchos sabéis que cuadra sería lo equivalente a una manzana de casas.
La palabra hueco, es mejor que no se me escape. Sé que tengo que decir: Aquí hay un espacio, un sitio… De todas formas a veces “se mete la pata” sin querer. Os cuento lo que me pasó un día. En un documento de trabajo que entregué a las maestras del PAE (ya os he contado en otro momento que significa Programa de Apoyo Escolar, pero por si acaso no lo recordáis o no habéis tenido ocasión de leer la Crónica en la que lo contaba), y refiriéndose a un ejercicio para hacer con los niños, ponía literalmente: “tome un tubo hueco”… Lo estábamos leyendo juntas y vi que una de las maestras lo leyó no sin cierta sonrisita, acompañada de las de sus compañeras. Les aclaré que no me había dado cuenta de cambiarlo (porque yo ya sabía lo que aquí significa) y les expliqué que en España se puede usar sin problema.” De todas formas tachen hueco y pongan vacío”, les dije.
Si participamos en algún curso o actividad, para identificarnos y que los demás sepan cómo nos llamamos, nos dan, como en España, unos cartelitos para poner nuestro nombre. La diferencia es que aquí se llaman “gafetes”.
En España una playera es una zapatilla de lona con suela de goma. Pues resulta que aquí una playera es una camiseta. Y eso que en Guatemala, como en Madrid: “Vaya, vaya, aquí no hay playa” que cantaban Los Refrescos hace unos años.
Dicen que tengo muy buena memoria para recordar tantas expresiones y palabras. Buen oído sí que tengo y ya digo buenos días casi cantando, como lo hacen aquí. En España os haré una demostración, a los que estéis interesados. Ciertamente algo de tonillo, además del ustedes que lo domino estupendamente, se me está pegando.
Cuando no entienden algo que les han dicho, no suelen decir ¿qué? ó ¿Cómo? sino: Ah (no sé cómo se escribirá porque lo que yo oigo es A y en algunos casos: ¡mande! (a mí esto me hace mucha gracia)
Espero que no se me haya pegado el “ajá” para asentir, porque hay personas que lo dicen mucho, pero como todo se pega menos la hermosura… puede pasar de todo. Cuando vuelva, si lo digo y yo no me doy cuenta, por favor decídmelo.¿ Ajá? O sea ¿de acuerdo? Otras veces para afirmar algo dicen: Sí pues…
El “ahorita” y el “cabal” es algo que escucho con cierta frecuencia: ¡“te queda cabal! El “así mero” de Irma no se me va a olvidar. Le digo que me hace gracia escuchárselo y ella dice que, cuando se da cuenta que lo dice, no le gusta porque es una especie de muletilla que ella tiene y que quiere quitarse.
¿Quién dice: “una mi hermana, una mi vecina”? Yo siempre lo asociaré a Mari Carmen porque es a la que más se lo he oído. También a alguna persona más. Un día Khendy para explicarme cómo había hecho la letra b, me dijo: “Le hise una su bola y después subí”
Seguro que también Mari Carmen recuerda el día que hablaba de alguna situación en la que estaban en habitaciones “con 2 en cada una” (pronunciado dos en cada una) y yo entendí doce en cada una que no es lo mismo pero aquí se pronuncia igual ( dosencadauna).
Algunas expresiones ya hay que escucharlas “globalmente” como: Tengo tantos años de trabajar en el Proyecto” cuando alguien dice el tiempo que lleva trabajando “acá”. Y eso no es lo peor. Cuando empecé a escuchar en la Eucaristía al ofrecerla por alguna persona, que tiene o que cumple 5 años, (o los que sean) de fallecida, no sabía si estaba oyendo bien.
¿Sabéis que significa “me pelangoché”? Creo que es ir de un lado para otro, no centrarse en algo… pero hay personas que no conocen esta expresión. A mí me ha gustado mucho y, a lo mejor, en momentos cruciales la voy a usar.
¿Y qué me decís de las palabras que me he encontrado ordenando materiales para enseñar a leer y escribir a niños con dificultad? Os las digo: chompipe ( pavo), chibolas ( canicas), pepe (chupete), elote (es maíz y esta palabra ya la conocía de cuando vine la otra vez).
Hoy alguien comentaba, hablando de otra persona, que estudió en un Instituto que es bien bochinchero. (Digo yo que vendrá de bochinche).
La primera vez que oí poporopo (palomitas de maíz) a mí me sonó a porompompero y cuando se lo dije a las compañeras, se rieron mucho. (En el equipo hay un buen ambiente, nos reímos mucho y a Jorge y a unas cuantas no les falta, no nos falta porque me incluyo, el sentido del humor)
Si algo, por ejemplo la máquina de coser en este caso también de Irma, se ha estropeado, está claro que lo que se dice es que se ha arruinado; ¡la máquina, no Irma!
Me hace mucha gracia escuchar: ¡híjole!, como expresión de sorpresa o preocupación.
¿Y qué me decís de un letrero en un sitio donde lavan coches? SE NECESITA PATOJO CHISPUDO PARA CAR WASH.
Estar enojada es estar enfadada. Platicar es hablar o conversar con alguien.
¡Qué lío con el traer y llevar! Un día que llovía torrencialmente, le pregunté a Cristian si venían a buscarle y me dice que no. Después le dije que si había traído sombrilla ( paraguas) o algo para la lluvia y me contesta: No, pero como “me vienen a traer”… Lo que quería decirme es que venía su mamá a buscarle. De esto, Estrella Sendra, que trabaja en la biblioteca, tiene también alguna anécdota. Una niña quería un libro y ella le decía que se lo llevara al día siguiente que iba a volver a la biblioteca. Ella decía: “Mañana lo traigo” (mañana me lo llevo) y Estrella insistía en que no se lo llevara para traerlo mañana. ¡Y venga con que mañana lo traigo! No recuerdo cómo se las arreglaron para salir del entuerto (no sé si los guatemaltecos y guatemaltecas utilizan entuerto pero como vosotros la entendéis, ya no pregunto si esa palabra se usa aquí, que bastantes veces he tenido que preguntarlo por si estaba diciendo algo incorrectamente)
Los “patojos” con los que trabajo guardan sus trabajos en un folder. Curiosamente usan algunas palabras tomadas del inglés.
Para terminar, os diré que extrañar a alguien es “echarle de menos” . Hace unos días, cuando les dije a los niños que pronto me iba para España, Jonathan me dijo:
– “Seño, yo me voy a llevar el folder para no extrañarla”.
Es un niño con una gran sensibilidad Él se emocionó y me hizo emocionar a mí. El viernes pasado vino con su mamá porque habíamos quedado para hablar. Traía 4 flores silvestres diminutas, que encontró en el camino, y me las regaló. Esto, y otros gestos sencillos y llenos de ternura, me recordaron unas frases que encontré en 2011.

Ternura

Yo la he encontrado en muchos rinconcitos: en algunas mamás y papás que quieren lo mejor para sus hijos y luchan por ellos. También en los niños, en las personas del equipo del Proyecto…
El encanto de los niños a veces se expresa en anécdotas como la que os voy a contar: Un día Jesler me dijo, en tono de pregunta: – Usted no vive aquí…
– No, en España, le dije.
– Ahora usted está solita.
– Estoy aquí en el Proyecto.
-¿Y los sábados se va para allá?

En poco más de una semana, “primero Dios” estaré en España. Me voy despidiendo de esta tierra, de sus paisajes, de su música y, sobre todo de las personas y con una expresión de Casaldáliga, que muchas sabéis que me gusta mucho, me voy “con el corazón lleno de nombres”
Hasta pronto. Un abrazo
Vicen

NOTA: SI OS RESULTA MUY LARGA, podéis leer un poquito cada día o no leer los paréntesis que están en cursiva y en letra un poco más pequeña.

CRÓNICAS DESDE GUATEMALA:2ª

Podéis seguir mis andanzas por Guatemala, con esta 2ª Crónica.

10 de mayo de 2015

2ª CRONICA, DESDE EL PAIS DE LA ETERNA PRIMAVERA Y LA TIERRA DEL QUETZAL

Querid@s familia, amigos y amigas: ¡Parece mentira cómo pasa el tiempo! Hace dos meses y medio que salí de España y dos que escribí mi primera Crónica. Muchos de vosotros me habéis dicho que siga enviando noticias y fotos. Así que hoy continúo contando algo de mi experiencia en Guatemala. Como hace tiempo que no cuento nada, esta 2ª Crónica va a ser un poco más larga. Podéis leerla en etapas.

Después de unos días en el Proyecto fui pasando por el Centro Comunitario Infantil, por las aulas del PAT (Programa de Apoyo Tutorial) y del PAE (Programa de Apoyo escolar) para presentarme y conocer a los niños. Lo primero que no les resulta conocido es mi nombre pronunciado con S y escrito con C. (Vicen, lo pronuncian Visen). Al preguntar de qué país creen que soy he pasado por ser americana, de Honduras, inglesa… Entonces les he dicho que les daba una pista (aunque con lo de Honduras no era muy clara y pensando en la cantidad de personas que hablan español, tampoco): Les dije. “Hablo español”. Por fin alguien ha dicho: ¡España!

A ellos les puede resultar extraño mi nombre; lo que no se imaginan es como me suenan a mi Iari, Minail, Brandon, Elier, Evelyn, Deimy, Emily, Kendy, Kimberly.… ¡La cantidad de nombres que acaban en y! Muchas personas tienen nombre compuesto y a veces hay que preguntar cómo le gusta que le llamen. En algunos casos usan indistintamente el primer nombre o el segundo y esto añade dificultad a mi aprendizaje. Cuando alguien se llama Rosita, Marisol o Mª José, a la que me resulta raro en este contexto, es a mí.

Creo que a algunos os comenté que un día, al poco de llegar yo al Proyecto, fuimos a llevar material a una escuela pública para que trabajen los maestros y maestras de acuerdo con la propuesta del programa de Formación Docente que se imparte desde el Proyecto. Lo que no he contado es como era la camioneta y el desplazamiento. La camioneta indescriptible ó difícil de describir. Mari Carmen y yo apretujadas en la cabina con el conductor y un amasijo de chatarra entre los que pudimos poner los pies. Parece que la marcha atrás no funcionaba, así que “el ayudante” tuvo que empujar para salir. Por fin llegamos a la escuela, de niñas, Marta Bolaños que está cerca, en el barrio. El colegio, las maestras, las niñas, me impresionaron mucho. Sin querer me venía el recuerdo de mi aula y de las aulas del CRA Fuenteadaja y de mis compañeras, por el tipo de aulas, la dotación de material, el estilo educativo…

Cada mañana me levanto a las 6 para salir a las 7 y llegar al Proyecto a las 8 donde estamos hasta las 5 de la tarde. Si hay suerte y no encontramos mucho tráfico podemos llegar un poco antes. Me siento bien, pero echo de menos pisar la tierra, el aire limpio de la Torre, el cielo de Avila “químicamente puro” como decía una amiga, el camino hacia El Soto, mi jardín…La ciudad tiene mucha contaminación, mucho tráfico… y se nos va mucho tiempo en los desplazamientos. Tardamos casi 1 hora para ir y otra para venir Esto es una de las cosas que me cuestan. Menos mal que en el Proyecto, que es donde paso más horas, los espacios son abiertos y armónicos (excepto la cantera que está destrozando la montaña) En Chinautla disfruto del paisaje: el volcán de Agua, (los días despejados) la vegetación con numerosas especies de árboles. Ver la cantera de “Cementos Progreso” que tenemos enfrente, cada día lo llevo peor. Ya existía en 2011 cuando vine por primera vez pero como siguen extrayendo cemento, el desastre ecológico va en aumento.

A primeros de marzo empecé a trabajar con dos niñas de 8 y 9 años, que no sabían ni leer ni escribir: Nancy y Kendy. Luego se añadió Rosita, de 6 años, y hay algún niño y niña más en esas condiciones con los que empezaré a trabajar por las tardes cuando vienen a apoyo escolar porque por las mañanas cada uno va a su escuela. No os imagináis los besos que me dan cada día y sus palabras de cariño y agradecimiento. Seño, a mí me gusta venir con Usted, me dijo un día Nancy. Le pregunté por qué y me dijo que porque se lo pasa bien. Ya van leyendo algunas palabras y frases.
La enseñanza en Guatemala, en general, es muy precaria. La formación docente deja mucho que desear y muchos niños se quedan en la cuneta con maestras poco motivadas o comprometidas, en aulas masificadas donde los que tienen más dificultades, no avanzan. Pueden llegar a 12 años sin aprender a leer. Como este es un tema crucial, nos hemos planteado empezar a trabajar con algunas maestras interesadas en este tema de la enseñanza de la lectoescritura. Y aquí me tenéis sin materiales, acordándome de todos los que tengo en La Torre que me vendrían estupendamente. Busco entre lo que hay aquí, en Internet y trato de sistematizar para poder transmitirlo y estoy elaborando los autodictados uno por uno.
He empezado un taller de Conocimiento personal con un grupo de jóvenes voluntarios del Proyecto. Son 15 y nos reunimos 2 horas cada 15 días. Como ocurre con jóvenes de otros lugares “del mundo mundial” pueden no aparecer y no decir ni pío. Los que trabajan con jóvenes ya saben la paciencia que hay que tener…
Las dos experiencias vividas las he subido al blog, en una página titulada: De La Torre a Guatemala. También voy poniendo fotos. En Galería de imágenes, he añadido: Imágenes de Guatemala.
He tenido 2 sesiones de trabajo con las maestras del Programa del PAT (Programa de acción Tutorial) y un día entero tuvimos un taller de comunicación, sobre la escucha, con el equipo del Proyecto.
También, con un grupo de 39 facilitadores de valores de 4 parroquias, tuve una sesión de técnicas de clarificación de valores. La mayoría son mujeres y trabajan en escuelas públicas este tema. Han pedido ayuda al Proyecto y vimos que podía ir yo. Me acompañó Mª Carmen que es la que coordina el trabajo de Formación docente en varios centros públicos. Resultó muy bien y se les veía contentos, agradecidos y valorando la experiencia.

Aún no os he dicho nada del Proyecto. Su nombre:” Xajanaj Pahalepana” en idioma pocomán significa: Ayuda mutua saliendo juntos adelante.
Para no alargar más esta “segunda entrega” prometo… ¡en breve! enviar la 3ª Crónica empezando por informar del Proyecto.
Estoy bien y contenta.
Un abrazo grande
Vicen

CRONICAS DESDE GUATEMALA:1ª

Después de un tiempo en Guatemala, decidí ponerme en contacto con mi familia y amigos, a través de escritos colectivos -Crónicas-  que ahora voy a ir publicando en el blog. Aquí va la primera.
Como siempre, sabéis que podéis enviar vuestros comentarios.

5 de marzo de 2015

A MODO DE CRONICA, DESDE EL PAIS DE LA ETERNA PRIMAVERA Y LA TIERRA DEL QUETZAL

Querid@s amigos y amigas: ¿Cómo estáis? ¿Cómo os va la vida?
¡Parece mentira que ya lleve dos semanas en Guatemala!
Al llegar de nuevo a este país y esta realidad, en esta tierra “chapina”, parece que se han desplegado en mí no sé qué mecanismos “externos, internos y mediopensionistas” que han hecho que afloraran recuerdos de lugares, palabras, rostros, nombres de personas… de una manera increíble. ¡Hasta cierto soniquete al hablar! Sé que no puedo coger sino agarrar o tomar; que el carro (coche) no tiene cristales sino vidrios, (por cierto polarizados, es decir oscuros), que cerrar la puerta tirando es jalar y que a los niños también se les llama patojos.
¡Me he encontrado con tantas personas conocidas! (Algunos niños, profes, no me recordaban pero yo sí.) Podría hacer una larga lista de muchos de ellos que al ser llamados por su nombre se han quedado sorprendidos.
El día 23 fui por primera vez al proyecto. La hondonada de Chinautla, el barrio, el paisaje, el volcán de Agua, el cielo despejado, de un azul intenso, la temperatura veraniega, parece que me dan la bienvenida.
A pesar de todo lo vivido desde Julio de 2011, cuando vine y volví a España, en algún momento parece que no me hubiera ido.
Ya he ido con Mari Carmen (Coordinadora del proyecto de Formación docente en escuelas públicas) dos veces a una escuela pública: “Marta Bolaños” a llevar las cajas con el material que van a trabajar las maestras que participan del programa y a darles orientaciones sobre el trabajo a realizar. ( Yo de momento, observo, escucho, me entero de cómo está planteado el programa…)
Me impresionó ver la escuela y recordé mucho a los que sois maestros y maestras (aulas oscuras, con mobiliario e instalaciones viejas, con muchos niños/as, con poco material…) Contrasta mucho con las instalaciones del Proyecto, tan bonito, luminoso, cuidado, con recursos…y con un equipo motivado para el trabajo y encariñado con los niños y niñas. Realmente el Proyecto es precioso, pero esto no es la tónica ni muchísimo menos. Esto es posible por la Cooperación de ONGs, de organismos y personas comprometidas en sacar adelante a los niños y jóvenes de Chinautla. Es toda una apuesta por la educación y la transformación social. Por desgracia, no es esto lo que predomina.
Las imágenes de la zona y de las personas que viven en esta colonia de Chinautla, impresionan por su pobreza. A veces no hago fotos por respeto, o las hago con mucho cuidado.
Por ahora voy colaborando en lo que hace falta. Con Angélica, la contadora, he trabajado para hacer algunas modificaciones para un proyecto de becas que va a apoyar la ONG Proyecto Cultura y Solidaridad.
Tengo a la vista trabajar con unas 50 personas (facilitadores de valores) de varias parroquias de Chinautla. Trabajan en escuelas de la zona, puntualmente, en educación en valores. Ahora, después de un tiempo, parece que necesitan recursos para seguir y han pedido ayuda al Proyecto. Ya he conocido a un matrimonio de ese grupo. Nos ayudaron en el traslado de las cajas de las maestras. Al ir a pagarles, dijeron que lo hacían como un servicio y no aceptaron los quetzales que les fuimos a dar.
En este país, teñido y tocado de violencia y de muerte y pobreza, hay muchos signos de vida y esperanza, muchas personas comprometidas por una Guatemala distinta.
Hace calorcito, aunque por las mañanas y las noches refresca un poco. ¡Hace nada entre nieve y ahora vestida de verano! Si pudiera enviaros los colores de Guatemala, irían para allá: los huipiles (blusas) preciosos, distintos según las zonas del país, los colores de los mercados, los puestos de venta ambulante cargados de frutas variadas llenas de color, las chalinas…. Son un regalo para la vista.
Me ha impactado mucho hacer la Ruta de la Memoria Histórica, un recorrido por algunos lugares simbólicos de la ciudad que identifican a personas que fueron desaparecidas o asesinadas (unas 18.000) o a instituciones perseguidas por su lucha por los derechos humanos, durante el conflicto armado Interno de Guatemala: líderes, campesinos, catequistas, monseñor Gerardi…
En las columnas de entrada a la catedral aparecen los nombres de unos 13.000. Realmente acercarse a cada nombre es sobrecogedor. La persona que nos acompañaba, nos invitó a grabar sobre una hoja alguno de los nombres de las columnas. Después, ante la tumba de monseñor Gerardi, hicimos un rato de silencio y de oración por ellos y por todos los que en ellos estaban representados.
El sábado fuimos a Antigua, una ciudad colonial preciosa. Fue la capital de Guatemala. Yo ya la conocía, pero disfruté de nuevo.
El domingo pasado tuvimos una convivencia familiar preciosa con familias de personas del Proyecto, amigos…. Las dinámicas fueron muy simpáticas, lúdicas y divertidas. Allí no quedó nadie sin bailar. Ya os imagináis lo que disfruté.
Las personas son, en general, muy educadas y cariñosas. En otro momento os contaré más cosas.
Un abrazo con cariño
Vicen