ACROSTICOS

El año pasado Alba y Diego hicimos estos acrósticos para la Revista  del CRA:” La fuente de las palabras” con los nombres de las tres localidades que lo forman: La TORRE, MUÑANA y VILLATORO.  Esperamos que os gusten

Muchos niños corretean por la plaza

Con Una alegre sonrisa

Por la maÑana

Animando el pueblo

Nublado

Acallado y silencioso

La amapola

Alta y roja

Tiñe de rojo

lOs campos verdes

Rompe un capullo

y Ríe

Elegantemente

Diego Jiménez de la Parra. 5º Primaria

Alba Jiménez Jiménez. 6º Primaria

¿CONOCEIS A ELMER?

Esta experiencia de animación a la lectura la  vivimos en la Torre hace unos meses. Como es larga, la iré narrando poco a poco.

El 22 de Febrero de 2010, en clase empiezo a leer  el libro: Elmer de David Mc Kee. Llega una madre y tenemos que dejarlo. Además es la hora de salir. No nos ha dado tiempo a leerlo entero.

25 de febrero 2010

Han pasado tres días y Vega , alumna de Infantil de 4 años y la más pequeña de la clase, pregunta por el cuento. Les digo que me ha llegado una carta de Elmer diciendo que está muy triste porque no hemos seguido leyendo su historia. Todos quieren que se la enseñe. Preguntan que quién la ha escrito. Les digo que la tengo en casa.

Vanesa dice: ¿ La has escrito tú, Vicen ?

– No sé… le digo

– Vega: Ya sé quien la ha escrito.¡ Polilla!( es la mascota de Infantil de este curso)

– Vicen:¿ Y quién le ha enseñado a Polilla a escribir? ¡Porque sólo sabe las vocales!

– Vega ( bajito, al oído): Ha sido Deva ( otra muñeca de clase)

Pensaba esconder el libro, pero sin darme cuenta lo dejo encima de la mesa. En un momento, sin que se den cuenta, lo pongo debajo de un cojín ¡Elmer ha desaparecido! , les digo. Habrá que buscarle. Diego lo encuentra en seguida.

26 de febrero.

Cuando entramos en clase, les digo que he traído la carta de Elmer y quieren que la lea.

.Por detrás pone:El viernes podéis buscarme durante tres minutos.Si no me encontráis, escribidme una carta durante el fin de semana y os daré pistas

1 de marzo de 2010

¡A mis alumn@s  se les ha olvidado escribir la carta a Elmer! Parece que todavía no están suficientemente motivados. Les explico los elementos de una carta ( Lugar y fecha, contenido, despedida y firma) y cómo se escribe el sobre y les animo. Empezamos a escribir en clase.

Les pregunto: ¿Cuál será su calle? Puede ser C/ Real ó …(nombres de calles del pueblo)¿ Y dónde vivirá?

Gabriel dice: ¡En la sabana!

(Continúan las intervenciones…)

– Vega: Polilla sabe la calle de Elmer ( Polilla es  el “pretexto” para determinados aprendizajes)

– Diego: Jo, ¡Polilla lo sabe todo!

– Gabriel: ¡ Cómo viaja mucho…!

– Vanesa: ¿ Por qué Polilla sabe todo?

– Gabriel: Porque viaja. Fue al desierto , a Venecia, a Canadá…

Vega quiere escribir a Elmer en el ordenador. Conoce las vocales, identifica algunas palabras y sabe leerlas.   Le digo que puede grabar en la grabadora de sonido lo que quiere decirle o hacerle un dibujo Cada poco tiempo, mira a ver si está el libro. Continúa en su empeño: “Polilla sabe dónde vive.Voy a preguntárselo”. Vuelve y dice:” C/ Elmer 24. ¿ Sabes que me quiere decir Polilla una cosa de Elmer?”

– Vicen: ¿Sí?

– ¡Que nos ha escrito otra carta!

-¿ Te ha dicho eso Polilla?

Gabriel: La tendrá Rayo (entra en escena Rayo, un zorro que fue la mascota de Gabriel y Vanesa cuando estaban en Infantil)

En la carta, al despediros podéis poner un abrazo, un beso…, les digo. ¡Anda que dar un abrazo a Elmer…¿Cómo será?

Miguel contesta: XXX, XXX, XXX. ( equis, equis, equis…)

Vega trae una hoja de borrador, “que ha escrito Elmer”. Su imaginación es como un torbellino y yo no doy abasto

Los niños y niñas siguen escribiendo la carta. Tengo que ayudarles y darles sugerencias sobre el contenido: “Podríais hablarle de la Semana Cultural, del viento y la lluvia del sábado, de… Tú ,Vanesa, podías contarle tu cumpleaños”

Los niveles académicos, le edad y capacidad de los alumnos se reflejan en las cartas.

Gabriel dice:¡Podemos hacerle dibujos!

4 de marzo de 2010

Al entrar, leemos las cartas. Gabriel, desde ayer, está con ganas de hacer un dibujo y vuelve a plantearlo. Le digo que sí y dice que va ver una cosa en el libro.

Vuelvo a esconder el libro y digo: ¡Anda! Se ha ido otra vez y nos ha dejado su foto ( Es la portada del libro)

Todos empiezan a buscar. Los más pequeños le llaman ¡ Elmer! ¡Elmer!

Vanesa pregunta: Vicen, ¿ tú sabes dónde está Elmer? ( No digo ni sí ni no )

Les digo que tendremos que mandarle pronto las cartas a ver si nos contesta y nos da pistas y Gabriel dice que puede traer un libro de elefantes.

Y ¿ para qué servirá  la trompa de un elefante?

Gabriel dice que lo ha visto en el libro de Miguel. (Conocimiento del Medio. Proyecto Trampolín 1ºde primaria.Ed SM)  Lo buscamos y  Vanesa lo lee. Después van diciendo para qué usan la trompa los elefantes: Para respirar, para coger las hojas , para ducharse. Buscamos otros libros donde aparecen elefantes .

Hacen los dibujos. Unos al final de la carta, otros en un folio aparte.

Hacemos un sobre con cartulina y metemos las cartas y dibujos de Elmer.

-¿ Creéis que va a venir?  les pregunto.

– Yo creo que no, dice Diego.

-Yo tampoco, añade Gabriel,

Vanesa: Yo sí ¿ Y tú, Vicen?

-Yo también

Vega: ¡Y yo!

CONTINUAREMOS…

¿Qué se puede hacer en una escuela con cinco niños?

Me llamo Vicen y soy maestra rural en un pueblo pequeño, de la provincia de Avila, con pocos habitantes y pocos niños.
Vivo y trabajo en La Torre Estoy en el pueblo por vocación y por opción. Podía trabajar en otros lugares, pero elijo estar aquí. Tengo la suerte de que me gusta mi trabajo y de que disfruto en la escuela.

Los niños que actualmente integran el aula son cinco con diferentes edades y diferentes niveles educativos.

Mi aula pertenece al C.R.A ( Colegio Rural Agrupado) Fuenteadaja. En 1983, junto con otros compañeros y compañeras, participé en la “Experiencia Valle Amblés”, después CRA Valle Amblés, que sirvió de referencia para la creación y generalización del modelo organizativo de las zonas rurales: los CRAs.

Desde mi experiencia, puedo decir que en estas aulas es posible:

  • Un estilo de aprendizaje autónomo y participativo.
  • Unas relaciones cercanas, de cooperación, en las que todos y todas podemos enseñar y aprender. ¡Yo también!
  • Un clima sereno.
  • Un ritmo de aprendizaje desde las capacidades y los intereses de cada alumno/a.
  • La participación del alumnado, de las familias, de las personas del pueblo.
  • La apertura al medio. El medio rural es rico en recursos y, bien utilizados, pueden ser una fuente de aprendizaje ya que la escuela no se reduce “al aula”.

Llevo trabajando mucho tiempo en escuelas rurales y, cuando me queda poco para jubilarme, sigo eligiendo esta realidad, porque creo en ella y vivo cada día con sentido e ilusión.

Como lo que vivimos aquí no suele ser noticia, ni se conoce, he decidido compartir algunas de las experiencias “Desde La Torre”