¿CONOCEIS A ELMER? III

10 de marzo de 2010.

Antes de que lleguen los niños,  voy a la escuela, a dejar los mensajes.

Vanesa y Diego no tienen mensaje y se quedan un poco “chafados”

– ¿ Le metisteis lo que hicisteis en el sobre?

– Sí.

( Es difícil recordar lo que cada uno ha hecho y tengo que ver si los trabajos están firmados o no. Si son individuales o de   grupo… Tengo que estar más   atenta para que no ocurra.)

– Pero a lo mejor no pusisteis de quién era, les digo. A mí me ha dejado un mensaje: “Vicen abre el correo”. Seguro que es otra carta. A ver si os pone algo en ella.Abrimos el correo y ,efectivamente, tenemos una carta de Elmer. La debió escribir anoche.

 

Escuela de La Torre, 9 de Marzo de 2010

 

 

Queridos niños y niñas: He visto mi sobre y he leído lo que han puesto Miguel y Gabriel. He visto los libros que están en la caja. Todos me han gustado.

Los acrósticos y el caligrama me han parecido preciosos. También el poema de Diego.

No os he dicho que los elefantes que  dibujaron Diego y Gabriel, se parecen a mí.

Espero que pronto me encontréis.Por las 5 pruebas resueltas, os voy a dar una pista:

Si no me encontráis, seguid resolviendo  pruebas:

Prueba nº 6: Haced una lista con los personajes de 10 cuentos de animales. Yo os doy 3: Rosa Caramelo, Ferdinando el toro, Arturo y Clementina…

VI

Prueba nº 7: Ordenad estas sílabas:

RA  LO  ME  CA       SA  RO  ………………………………………….      MEN CLE NA TI……………………………………………

TRI

Prueba nº 8: Rosa Caramelo se encuentra con Clementina y se cuentan su vida. Mañana tenéis que traer escrito un diálogo entre las dos.

Es casi imposible que lo encuentren  porque el libro está dentro de una carpeta en la caja fuerte que llegó a las aulas al participar en los  programas Atenea y Mercurio de Nuevas Tecnologías .

Empiezan a buscar por las cajas. Les digo que tienen 3 minutos.

Alguien dice: A lo mejor está en aquella de arriba. No llegamos.

Yo “entro en el juego” ¡Nos quedan 15! Me subo a una silla. Una caja está vacía Hay otra grande que tiene cajas dentro pero también están vacías.

Volvemos a la carta y leemos la prueba 6:

Al ver VI después  del texto de la prueba, preguntan  qué querrá decir. Diego dice: ¡Ya sé!

-¿ Qué, Diego?

-¡ Ah!…es que he visto lo que sigue.

Después de la redacción  de la prueba 7 , pone TRI y lo ha visto antes de resolver la prueba.

(Yo no lo tenía que haber puesto ahí, sino dárselo como pista al resolver la pregunta)

VI-TRI… Quieren ir a a la vitrina, pero como yo sé que ahí no está,  lo resuelvo diciendo que se ha terminado el tiempo.

En la medida que avanzamos, más me fluyen las ideas y más trabajo tengo que realizar. Además,  la respuesta no se puede aplazar porque están entusiasmados y metidos en la dinámica.  Yo no paro de “producir” y de hacer de Elmer : ir a la escuela cuando ya no están los alumnos y alumnas, quedarme cuando se van, enviarme correos  a mí misma escritos “por Elmer”, poner mensajes con distintas letras…

Hoy tengo que poner una nota a Miguel Vega  y Gabriel, diciéndole: las nubes “con mi nombre me han gustado mucho.

De pronto pienso: ¿Y por qué no le mando a Vanesa un mensaje por correo electrónico? Tengo la dirección de su hermano que es Antiguo Alumno. Veo pasar por la calle a Iván y a su madre y les explico…Así se hacen cómplices. Las familias ya van sabiendo lo que está pasando en la escuela porque los niños lo van contando.

Vanesa me llama por teléfono para decirme que le ha escrito Elmer .

-¡Qué suerte ! ¿ te lo esperabas?

– No

-¿ Y qué te dice?

Me lee el texto y dice que lo tiene impreso y que mañana lo va a llevar a la escuela.

Diego ha vuelto a meter en el sobre de Elmer su libro de poemas con el último que copió. Así que.. ¡Otra nota más!…” Diego: se me olvidó decirte que me gustó tu poema.¿ Dónde lo encontraste?”

Mientras tanto Vega , a tiempo y a destiempo,  y en cuanto algo se le pasa por su imaginación,  va a buscar a Elmer. Dice que ella sabe dónde está, que  le ha visto por la noche porque  había  luz en la escuela.

(Y puede ser que haya visto luz en la escuela porque a veces yo voy a última  hora de la tarde)

– A lo mejor era Vicen, dice Vanesa.

– Tú no eras, dice dirigiéndose a mí, porque en tu casa había luz.

Para agilizar el proceso, y para que no se haga más largo de la cuenta, hacemos la prueba 8 entre todos de forma oral. El diálogo es muy rico. Yo les sugiero de qué pueden hablar Rosa Caramelo y Clementina:  Qué se dirán, en qué momento de su historia se  encuentran… Gabriel  dice que Clementina está contenta Yo me sorprendo y le pregunto. Dice que es porque ya había dejado toda la carga

Están convencidos  de que Elmer  está en la vitrina y quieren buscarlo. Les digo que seguro que mañana lo encontraremos.

El armario ( vitrina con puerta de cristal), está lleno de cajas de juegos.

–   ¿ En cuál creéis que estará? les digo

–    ¡ Yo en la de Villa Paletti!

–     ¡Yo en la del cuervo!…

¡Menudo lío se va a armar mañana! -pienso- Tengo que asumir que van a “descolocar “ el armario de los juegos que está tan colocadito.

–    ¿ Por dónde empezaremos a buscar, por arriba o por abajo? ¿Dónde creéis que estará? (Unos creen que por arriba y otros dicen que por abajo)

–    Por abajo están los juegos cooperativos y las cajas son más grandes, les digo.

Ya no me queda más remedio que meterlo en la VI TRI NA en una caja de juegos. Y …ver qué pasa. Ya os seguiré contando

CONTINUAREMOS…

La leyenda del arco iris

Antonio, el padre de Vega, nos ha enviado este cuento, que algunos seguro que ya conocéis. Como nos parece muy bonito, os lo ofrecemos.No sabemos el autor, por eso no lo ponemos. Si alguien lo conoce, ¿podéis decírnoslo? Gracias.   Podemos decir que es un cuento para la Navidad y para cualquier momento del año.

FELICES FIESTAS 

  

Cuentan que hace mucho tiempo los colores empezaron a pelearse. Cada uno proclamaba que él era el más importante, el más útil, el favorito.

El verde dijo: “Sin duda, yo soy el más importante. Soy el signo de la vida y la esperanza. Me han escogido para la hierba, los árboles, las hojas. Sin mí todos los animales morirían. Mirad alrededor y veréis que estoy en la mayoría de las cosas”.

El azul interrumpió: “Tú sólo piensas en la tierra, pero considera el cielo y el mar. El agua es la base de la Vida y son las nubes las que la absorben del mar azul. El cielo da espacio, y paz y serenidad. Sin mi paz no seríais más que aficionados.

El amarillo soltó una risita: “¡Vosotros sois tan serios! Yo traigo al mundo risas, alegría y calor. El sol es amarillo, la luna es amarilla, las estrellas son amarillas. Cada vez que miráis a un girasol, el mundo entero comienza a sonreír. Sin mí no habría alegría”.

A continuación tornó la palabra el naranja: “Yo soy el color de la salud y de la fuerza. Puedo ser poco frecuente pero soy precioso para las necesidades internas de la vida humana. Yo transporto las vitaminas más importantes. Pensad en las zanahorias, las calabazas, las naranjas, los mangos y papayas. No estoy, todo el tiempo dando vueltas, pero cuando coloreo el cielo en el amanecer o en el crepúsculo mi belleza es tan impresionante que nadie piensa en vosotros”.

El rojo no podía contenerse por más tiempo y saltó: “yo soy el color del valor y del peligro. Estoy dispuesto a luchar por una causa. Traigo fuego a la sangre. Sin mí la tierra estaría vacía como la luna. Soy el color de la pasión y del amor; de la rosa roja, la flor de pascua y la amapola”.

El púrpura enrojeció con toda su fuerza. Era muy alto y habló con gran pompa: “Soy el color de la realeza y del poder. Reyes, jefes de Estado, obispos, me han escogido siempre, porque soy el signo de la autoridad y de la sabiduría. La gente no me cuestiona; me escucha y me obedece”.

El añil habló mucho más tranquilamente que los otros, pero con igual determinación: “Pensad en mí. Soy el color del silencio. Raramente repararéis en mí, pero sin mí todos seríais superficiales. Represento el pensamiento y la reflexión, el crepúsculo y las aguas profundas. Me necesitáis para el equilibrio y el contraste, la oración y la paz interior.

Así fue cómo los colores estuvieron presumiendo, cada uno convencido de que él era el mejor. Su querella se hizo más y más ruidosa. De repente, apareció un resplandor de luz blanca y brillante. Había relámpagos que retumbaban con estrépito. La lluvia empezó a caer a cántaros, implacablemente. Los colores comenzaron a acurrucarse con miedo, acercándose unos a otros buscando protección.

La lluvia habló: “Estáis locos, colores, luchando contra vosotros mismos, intentando cada uno dominar al resto. ¿No sabéis que Dios os ha hecho a todos? A cada uno para un objetivo especial, único, diferente. Él os amó a todos. Juntad vuestras manos y venid conmigo”.

Dios quiere extenderos a través del mundo en un gran arco de color, como recuerdo de que os ama a todos, de que podéis vivir juntos en paz, como promesa de que está con vosotros, como señal de esperanza para el mañana”. Y así fue como Dios usó la lluvia para lavar el mundo. Y puso el arco iris en el cielo para que, cuando lo veáis, os acordéis de que tenéis que teneros en cuenta unos a otros.”                         

          

                                         

 

Grabamos nuestros cuentos

Un día, en Plástica, se nos borraron los nombres de los colores de la mente. Ya no existían ni el verde, ni el rojo, ni el azul… Teníamos que inventar nuevos nombres. Empezamos a mezclar colores y nos salieron muchos. Pero ¿cómo se llamaban? Castañali, Hierboso, Sangriento, Cielo oscuro y Castañar. Luego, con esos colores, cada uno inventó un cuento.Si queréis, podéis escucharlos.

La casa se quemó (Vanesa)

Duende perdido (Vega)

La aventura de Cielo Oscuro (Miguel)

El planeta de la Maldad (Gabriel)

Gary el Dragon (Diego)

 

La actividad  tiene como referencia  una propuesta ( “Historia de colores” ) que aparece en : DEBANOT.Animación a la lectura y escritura de cuentos a través de los sentimientos. Autor:Daniel Martín Castellano. Ilustraciones: Inma Serrano    Edita:Gobierno    de Canarias. Consejería de Educación, Cultura y Deportes.Canarias, 2003.

http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/WebDGOIE/scripts/default.asp?IdSitio=12&Cont=44&Mod=10&P=437

De la experiencia llevada a cabo en el aula, sólo recogemos los breves cuentos narrados por los alumnos.

El blog de nuestra escuela.

Hola:

¡Ya tenemos blog! Es muy bonito. A mí lo del blog me parece una

buena idea, dice Vanesa, porque la gente nos puede conocer a

nosotros, los trabajos que hacemos, a nuestro pueblo, etc. Yo quiero

que el blog siga porque veo y recuerdo cosas que he hecho.

También quiero que la gente nos escriba diciendo lo que les han

parecido las fotos y más cosas del blog.

Bueno ¡hay que seguir con el blog!

Diego opina que el blog es una buena idea porque los alumnos y

alumnas de La Torre, podrán subir sus trabajos y l@s antigu@s

alumn@s recordar viejos tiempo. También la gente podrá ver lo

que se hace en la escuela.

Vega, Gabriel y Miguel también han opinado:

Este blog nos ha gustado a todos los alumnos. Cada poco tiempo

leemos los mensajes que nos han escrito.

Nosotros escribiremos desde nuestra casa y nos reiremos de

algunas fotos, con nuestros padres. Poco a poco iremos contando

cosas.

Nos han escrito muchas personas y la hemos contestado, una ha

sido nuestra compañera Vega y su hermana Daniela.

¿Queréis vosotros animaros?

“Estamos a punto de cumplir un mes y nos han visitado casi 600

personas. Los alumnos y alumnas están contentos y yo,

personalmente,  también.¡ Tenemos muchos retos para que sea algo

vivo! ” (Vicen )