MI PROFESION DIA A DIA. Diario XIV

Día  4 de octubre de 2011

Hoy no es el día de  Daniela. Viene a la escuela un poco mimosa y quiere que su madre entre con ella a clase.

Cuando entra, le pregunto si quiere ser ella la mamá y yo la hija, como me sugirió un día, ¡ Hoy quiere  que  yo sea la mamá!

Cuando ya está más tranquila, cambia los roles, ella se convierte en mamá y me llama hija.

Está recortando y se da un pequeño  pellizco con las tijeras en un dedo. ¡Otra vez necesita mimos y el “cura sana , culito de manzana…” que le encanta.

En un momento, Miguel quiere ayudarla a encajar las piezas del juego  que está haciendo.

–          ¡Ahí no va!  Dice Miguel y luego: Sí, sí, sí… ahí va . Daniela dice:

–          ¡No me ayudes!

Es frecuente que entre los niños surja la ayuda espontánea, aunque a veces ante una petición de alguno, dependiendo de lo que están haciendo  ( que les guste más o menos) y de lo que suponga ayudar al compañero, prefieran seguir a lo suyo. En estos momentos, aunque lo entiendo estupendamente, procuro  “mediar” y no siempre es fácil.

Hoy por la mañana hemos tenido dos visitas. ¡Bueno tres! Un técnico de la Compañía del Teléfono, unos compañeros de un Sindicato profesional y…un gato que ha entrado a clase dos veces. ¡En cuanto ha visto la puerta abierta! No ha sido fácil echarle. Por si yo pensaba hacerle algo, que no estaba en mi intención, los niños se han encargado de decirme. ¡No le pegues!

Vanesa decía que el gato tenía sed y Vega que también tendría hambre. Cuando he querido darme cuenta ya le habían puesto un recipiente con agua en el patio de la escuela. “ Ya me imagino que sabéis que hay que  lavar el recipiente y lavarse  las manos” les he dicho. Y pienso para mis adentros: Como le hagamos caso, tenemos gato para rato.

Estamos trabajando en  Plástica, cada uno en una actividad, según su ritmo. Vienen los del Sindicato. Estoy hablando con ellos y cuando llega la hora de  recoger, recogen tranquilamente lo suyo y las láminas de vocabulario que yo estaba usando con Daniela. Los compañeros se  sorprenden de la actuación de los chavales.

Ha pasado un mes.  Creo que  he aprendido cómo actuar con Daniela, con paciencia y sin tensión,  para que haga lo  que tiene que hacer. Me parece que ella también ha aprendido a situarse.

Seguimos trabajando el asumir lo que tiene que hacer. En un momento dado, me ha oído decir no, en una frase que ahora no recuerdo, pero con un significado distinto al que yo estoy intentando trabajar con ella y me ha dicho:   ¿ Se dice no?

Yo le he contestado:

– ¡No!

-Pues tú has dicho NO.

Trato de explicárselo, pero no sé qué habrá entendido. Le pongo ejemplos. Si yo te pregunto: Daniela ¿tienes frío? puedes decir no. Si digo: ¿ has desayunado? dirás sí.

Ahora va a pegar lo que ha estado recortando y le digo que traiga el pegamento.

-¿ El de todos?

-Sí.

(El otro día el pegamento era suyo,  porque “me lo ha comprado mi papá”) ¿Irá entendiendo que el material es compartido y que es de todos, aunque se lo haya comprado su papá y que la mesa “suya” la pueden usar otros compañeros?

Trabajo con Miguel y decido que hay ejercicios que los vamos a hacer orales, como repaso y refuerzo porque sé que los entiende y que no me parece lo mejor estar todo el tiempo copiando preguntas del libro y contestando. Sé que en muchas aulas se hace, pero me pregunto qué pasaría si a nosotros, adultos, nos hicieran eso todos los días, en casi todas las áreas. Pienso que el libro de texto es una herramienta, no la única ni la más importante y que no es obligatorio hacer todas las actividades.  Esto supone buscar otros recursos, hacer otras propuestas, integrar las Nuevas Tecnologías en la actividad diaria, no en momentos puntuales en las Aulas de Informática. Me atrevo a afirmar que ese no es el espíritu de las TIC, ni cuando se iniciaron ni ahora, aunque a veces es lo que se hace.

Al terminar de trabajar conmigo, Miguel  se va al ordenador a seguir con las descripciones de su padre, su madre y su hermano, para hacer después el libro de su familia.

Vega sigue con los autodictados como repaso de los distintos fonemas, para afianzar lo que trabajó el curso pasado. Ya sabe leer. Hoy repasa el fonema t y después lee conmigo

MI PROFESION DIA A DIA. Diario XIII

Octubre 2011

Me cuesta no seguir con el diario, pero no puedo continuar al nivel que he hecho lo del mes anterior. En  Septiembre, de alguna manera, lo he priorizado. Me supone mucho tiempo y hay más cosas  las que también  tengo que dedicar tiempo y esfuerzo.

Escribiré lo más significativo, o los días que pueda.

Día  3 de octubre de 2011

Hoy hemos empezado el horario de mañana y tarde. La novedad es que este curso entramos media hora antes por la mañana y salimos media hora antes por las tardes. El horario es de 9:30 a 13 y de 14.30 a 16.30. Los viernes acabamos a las 4 de la tarde. La media hora de diferencia la damos los miércoles.

La mañana transcurre con normalidad, con un solo recreo de media hora y con una sorpresa! Viene a visitarnos Isabel, la profesora de Inglés del año pasado. Los niños parecen que no reaccionan. No le preguntan nada.la iniciativa para hablar con ellos la tenemos nosotras. Me cuenta de su nuevo Cole, de sus alumnos y compañeros.

Al salir a mediodía, los niños se llevan una carta para las familias, convocándolas a una reunión.

La Torre, 3 de Octubre de  2011

 

Estimadas familias: El motivo de esta carta es convocaros a una reunión que tendrá lugar en la escuela, el miércoles día 5 de Octubre a las 8: 15 de la tarde. En ella comentaremos algunos aspectos relativos a la organización y funcionamiento de este  curso, tanto del aula como del CRA:

 

  • Objetivo del año: “Hagamos del mundo la tierra de todos.
  • Organización del Centro
  • Actividades del C.R.A ( Naturávila, Semana cultural, Días Conmemorativos…) y del aula : Biblioteca, participación de las familias…
  • Iniciativas y sugerencias                                                                              Como otras veces, la hora de reunión está planteada para facilitar la asistencia tanto del padre como de la madre, respetando vuestra decisión de asistir o no. Ya sabéis lo que pienso con relación a la educación de vuestros hijos como tarea compartida.

Hasta el miércoles, recibid un cordial saludo

Vicen

Le he comentado a la madre de Daniela, que puede traerla una mantita y un cojín para la siesta, pero Daniela “pasa” de siesta.  Canturrea, habla con los muñecos… parece que, aunque no duerme, está tranquila.

Mientras tanto, los demás trabajan en Lengua con bastante autonomía. Vega repasa el Autodictado 4. La ayudo a empezar y me dice: “Gracias por empezármelo”. Estoy con ella, consciente de que en este momento necesita más atención por la situación de su hermana.

Miguel está reforzando los signos de interrogación y exclamación, aplicándolos a la construcción de oraciones.

Gabriel y Vanesa, están respondiendo a preguntas sobre la lectura que han hecho.

Tras varios intentos, idas y venidas mías  a la alfombra, Daniela decide que se quiere ir a la mesa.

Antes me ha pedido que la arrope y que me acueste con ella. En un momento le digo que tengo mucho sueño y ella, con buena lógica, me dice: Pues si tienes sueño, échate conmigo, “home”.

Va al baño y  al terminar me dice: “¿A que mi caca huele mal?” Le digo que sí y ella sigue:” Por eso, te lo digo yo”.( Me sorprende la espontaneidad  y naturalidad de los niños pequeños).

Por fin se pone a hacer plastilina y me regala lo que hace.

Todos han traído los materiales para el trabajo de  Conocimiento del Medio: algodón, semillas, rollos de papel higiénico, tierra… ahora toca observar, cuidar las semillas y esperar. Observo que estas actividades les encantan.

Una madre me llama para decirme que no puede venir el miércoles a la reunión. Le digo que si puede el viernes y dice que sí, si no  tardamos mucho. Cambiarlo sería para favorecer la asistencia de los padres y madres, pero al ver  que también el viernes parece que hay dificultad, creo que la dejaré para la fecha fijada.

MI PROFESION DIA A DIA. Diario XII

Día  30 de Septiembre de 2011

Como Daniela ya va siendo más autónoma y está más tiempo sola, puedo estar con Miguel y Vega leyendo y corrigiendo lo que han hecho en casa.

Vega trabaja bien cuando estoy con ella , pero me parece importante buscar el equilibrio entre acompañarla y dejarla que trabaje sola.

Explico a los de 5º  las propiedades conmutativa y asociativa de la multiplicación, a partir de lo que recuerdan del año pasado.

– Vamos a leer.

-¡Bien! dice Gabriel. Observo que les va gustando más leer. Después seguimos trabajando en Lengua cada uno a su nivel.

Daniela vuelve a decir no y le digo. ¿Qué has dicho? Y dice no con la cabeza. Se está afirmando y me parece muy bien. Ha dejado la torre que estaba construyendo y está jugando con unos coches pequeños. La miro, vuelvo a mirarla, ella me mira  y sigue con los coches. La dejo un poco y vuelvo a la alfombra con ella y le digo que vamos a hacer la torre. Empezamos  juntas y me voy. Termina y quiere pescar. Hay un juego con imanes y con una caña se pueden pescar peces, botas, dinero…

Después del recreo, los mayores tienen Inglés.

Daniela recorta y pega. Dice que el pegamento es suyo. Yo le digo que es de todos. Ella insiste en que es suyo porque se lo compró su papá. Y la dejo, porque pienso que eso de compartir no es fácil de entender a estas edades.

Pegamos lo que ha recortado y hablamos.

-Papatillas ,dice ella.

-¡Za! (yo)

-Patillas (ella.)

-Za y, por fin…

¡Sa!

-¡Muy bien!. Ahora todo seguido.

-Za-pa-ti-llas

-Sa-pa-ti-llas

– ¡Muy bien!

Habla y habla…  Pronuncia bastante bien y tiene un vocabulario rico para su edad.

-He visto una araña. No tiene mamá porque “se ha morido”

– Se ha muerto, le digo.

Sigue contando cosa , unas que son verdad y otras que son  mezcla de  realidad y de fantasía.

-Me tienes que ayudar

-¿A qué?

-A matar una araña.

-¿Dónde está?

-En su casa.

Hay muchos detalles que es difícil recoger por escrito. Me encantaría grabarla.

-Vamos a recoger, le digo. Y empieza a cantar: A recoger a guardar cada cosa en su lugar. Yo no se lo he enseñado. Debió aprenderla el año pasado en la Guardería.

Hoy  acaba el mes de Septiembre  un poco cansada de tanto observar, pensar y escribir. Seguir con la experiencia todo el curso, me parece interesante pero lleva mucho tiempo. ¿ Qué haré? Quizá recoger, en conjunto,   la experiencia de alguna semana o escribir esporádicamente. Ya lo pensaré.

La novedad para los de 5º es trabajar Ciudadanía. Me gusta cómo está planteada el área en la editorial que hemos elegido.

MI PROFESION DIA A DIA. Diario XI

Día 29 de Septiembre de 2011

Hoy a primera hora viene el profesor de Inglés. Mientras, ordeno materiales para llevar a una compañera que me los ha pedido. Reviso documentos y materiales relacionados con valores, que quiero usar este curso. Es necesario seleccionar y  ver cómo adaptarlos a la realidad del grupo a la hora de aplicarlos. Entre las técnicas de cooperación hay algunas que no es posible aplicar debido al número reducido de alumnos con determinadas edades. Me planteo si hacerlas en algún momento como actividad conjunta de niños y familias. Además, así, los padres y madres pueden captar mejor el sentido de las dinámicas que cuando yo se lo explico. Seguiré pensando…

Para poder trabajar con 3º y 5º , dejo preparado encima de la mesa de Infantil y 1º, lo que tienen que hacer cuando vengan de Inglés. A Daniela le pongo puzzles para encajar piezas de 2 en 2. Vega va a continuar escribiendo el texto del autodictado nº 3. Estamos repasando y reforzando aprendizajes del curso pasado.

Reviso los ejercicios de Matemáticas de Miguel, hago Cálculo mental con él, continúa  él solo y me voy con los de 5º. Repasamos conceptos: Qué es la multiplicación y cómo se llaman sus términos.

Daniela ha sido capaz de trabajar sola, pero pronto necesita ayuda y voy un ratito con ella. Aprovecho para repasar vocabulario a partir de las piezas que está encajando : ¿ Dónde va la gallina con los pollitos?  Los bomberos van a apagar el fuego de una casa…

Parece mentira que a pesar de tener 5 niños ( ¡qué pocos! ¿verdad?)no me ha dado tiempo a corregir los deberes y  las actividades que han estado haciendo Vanesa y Gabriel. También es cierto que estos periodos de tiempo de ¾ de hora en Septiembre, no dan  mucho de sí y, con alumnos de distintos niveles aunque sean pocos, se pasan volando. Como ya es la hora del recreo , aprovecho para corregírselos mientras juegan.

Yo no tengo recreo, ni puedo ir a la sala de profesores a tomarme un café (porque aquí no la hay y porque  aquí no se reparten los días con turnos para cuidar el recreo. En la cabecera del CRA, sí y hasta los itinerantes que vienen a las localidades pequeñas hacen turnos allí.) A pesar de todo no lo vivo mal, aunque sí que me gustaría que algún compañero, cuando  tiene clase después del recreo viniera un rato antes para poder charlar. Todos los cursos lo planteo y éste he vuelto a decirlo. Alguno ha respondido positivamente. Espero que sea real.

De nuevo… ¡Daniela! Quiere ir a Educación Física con los mayores y cuando ve llegar a Mar, la profe de E.F. , me dice adiós y mientras yo hablo con la compañera, ella coge la mochila y se va  con los demás. Voy al aula donde están y hablo con ella. Le comento a Mar,  sabiendo que lo está oyendo, que ya no llora y que sabe qué cosas se pueden llevar a la boca y cuáles no. ( Ayer   “regañó” a un compañero suyo, porque el boli no se chupa).  Por fin viene conmigo sin mayor problema.

–        Daniela, te voy a leer un cuento.

–        Yo te lo leo, dice ella.

–        ¡Vale!

–        Enseguida me pregunta: ¿ Aquí que pone?

Voy leyendo y ella pulsa la rana de la portada, que hace un sonido al apretarla. Continúo y ella repite lo que yo digo. Es capaz de retener y repetir hasta 7 palabras con sentido. De pronto, dice:

–        No me he traído deberes. ( ¡Lo que oye a su hermana y a sus compañeros !) He traído Mate y “Lenga”. ¿A que los chicos chupan los bolis?

–          ¿ Sí? ¿Por qué ?

–        Yo les regaño y si chupan los bolis yo les regaño, vuelve a insistir, y hay que ponerles en el rincón.

–        Aquí no hay rincón

–        Sí, dice ella.

–        ¿Cuál es? ( Va a la silla donde “pensó” el primer día cuando lloró)

–        Esa silla es de pensar, pero ya no hay silla de pensar porque ya no lloras.

Y le digo: Daniela ¿ por qué encima de la silla hay muñecos? Ya no tenemos silla para pensar. ¿Por qué?

Y dice: Porque ya no lloro.

Seguimos trabajando. Yo intento leer el cuento pero  ella sigue con el tema de “los deberes”

–         Luego  me corriges mis deberes

–        Sí

–        Los de Mate y Lengua. Me los  tienes que corregir. ¿ Hoy en casa tengo que leer? Abandono, por un momento, mi intención de leerle un cuento porque la conversación con ella me parece importante aunque sea con “los deberes”

Hace unos días los niños me dijeron que querían hacer ” lo de las semillas”. Les dije que tendrían que traerlas y que el viernes empezábamos la actividad. No me parece el mejor momento, pero lo vamos a hacer por responder a una iniciativa suya.  Tenemos un semillero que nos dejó el Técnico de Medio Ambiente hace unos años.

En Conocimiento del Medio, empezamos con los algodones, las judía, las lentejas… ¡También Daniela! Se reparten los compartimentos del semillero y ponen los envoltorios en unas bandejas que tenemos para reutilizar. ¿Saldrán? Si salen, las pasaremos después a los compartimentos del semillero y ¿después?… A ver qué `proponemos entre todos.

Apuntan en sus agendas  que tienen que traer rollos vacíos de papel higiénico y tierra buena para preparar los apartados de las semillas.

Hablo con el Alcalde para ver qué pasa con el espacio que íbamos a utilizar en el patio y para ver qué plantas se pueden poner ahora: tomillo, romero, menta… El va a comprar unas maderitas para acotar el espacio y los alumnos él y y yo  las pondremos. Hablará con un vecino que puede ayudarnos.