PREGUNTAS SOBRE LA EDAD MEDIA

e mEDIA

No siempre es fácil estudiar Historia, en el caso de niños de Primaria. A veces el lenguaje y los contenidos resultan abstractos y es necesario buscar estrategias que la hagan más amena. En este caso, planteé a mis alumnos y alumnas buscar información, hacerse preguntas y respondérselas ellos mismos. Y esto es lo que expresaron.

Los gobernantes tenían mucho más poder en la Edad Media que hoy en día. Ellos hacían las leyes y todos tenían que hacer lo que mandaban.

Los reyes una corona de oro muy resplandeciente que significaba lo importantes que eran.

 ¿POR QUÉ ERAN REVOLTOSOS LOS CAMPESINOS?

Los campesinos no eran revoltosos, lo que sí eran exigentes. Los pobres luchaban contra sus dueños

 ¿POR QUÉ TENÍAN FOSOS LOS CASTILLOS?

Los fosos eran zanjas anchas y profundas llenas de agua que impedían que atacaran los castillos

 ¿POR QUÉ LLEVABAN ARMADURA LOS CABALLEROS?

 En las batallas, los caballeros eran golpeados y aporreados con espadas, flechas, hachas, lanzas puntiagudas y mazas de metal. Para protegerse de las armas llevaban un traje de metal que se llamaba armadura. Ponerse una armadura no era fácil.

 ¿POR QUÉ NO IBAN LOS NIÑOS AL COLEGIO?

En la Edad Media  no había escuelas y la mayoría de los niños nunca fueron a una. Acudían a iglesias, mezquitas  o  templos para aprender la religión.

Algunos niños solo podían aprender a leer y escribir.

CALENDARIO AGRÍCOLA: Enero y febrero

Enero

 ¿QUÉ SE HACÍA?
La fiesta principal de Enero eran los Reyes.
Antiguamente cenábamos pronto y nos acostábamos en seguida porque si no los Reyes no podían venir y claro estábamos pendientes a ver si venían y los sentíamos, pero no sentíamos nada. Teníamos que poner el zapato o la zapatilla a la ventana de nuestra casa y ¿que nos podían echar? Como no había nada, nos dejaban unas nueces, cuatro almendras, unos caramelos, a lo mejor una onza de chocolate, alguna mandarina ¡y es lo que había! Los pobres abuelos no tenían nada y tan contentos con lo que nos dejaban.
Al despertar por la mañana era un desbarajuste. Íbamos a ver si alguno tenía más, pero todos teníamos más o menos. Nos medían por la misma medida. Después ¡ a comernos las almendras, las nueces y el chocolate y eso es lo que había y tan contentos! Nos íbamos a otro sitio y nos habían echado poco más o menos lo mismo.

REFRANES
-En Enero de día al sol, y de tarde al brasero.
-Enero helado, Febrero trasnochado.
-Enero y Febrero hinchan en granero.
-Enero y Febrero meses barbecheros.
-Por Enero florece el romero.
-Por los Reyes, los días y el frío crecen.
-El sol de Enero, poco duradero.
-En Enero, enciende la abuela el brasero.
-Lluvias de Enero, llenan cubos, tinaja y granero.
-Por los Reyes, lo conocen los bueyes, y por San Damián el gañán.
-Por San Antón, gallinita pon.
Los marrranos de Enero, con su madre al matadero.

fEBRERO

¿QUÉ SE HACÍA?
En este mes se hacía poco porque el tiempo no favorecía. Se echaba de comer al ganado que estaba en los establos y como hacía malo, no lo podían sacar.
A últimos de mes se hacían regaderas para luego, en Abril, poder segar y limpiar los prados. También se preparaban las astillas que era lo que había para la lumbre y … ¡venían los Carnavales!

Llegan los Carnavales, días de mucha fiesta . Se empezaba desde “San Antón carrestolillas son”. Desde entonces ya se salía a pedir a todos los forasteros que venían a vender. En cuanto se corrían los voces, salíamos todas corriendo, pero algunos tenían malas pulgas para soltar algo de lo que traían a vender: unos aceitunas, otros fruta, otros galletas. La cosa es que dieran algo.
Después, el lunes y martes de carnaval se iba a “soltar los gañanes”, que estaban arando o haciendo regaderas y se tenían que venir a casa. Y el miércoles de ceniza se enterraba la sardina. Todas las mozas iban de luto, y el vestido del cura también era negro. Luego con lo que se había sacado se comía y se hacía chocolate y se ponía el baile con tapaderas.
En los hornos del pueblo se hacían los mantecados de manteca de aceite. Se sacaban las ropas de las abuelas: los mantones , los manteos, los pañuelos de ramo, ¡ y a bailar !. Cuando no era baile con música se hacía baile con tapaderas y botellas labradas que se las sacaba brillo para tal fin. Eran días muy divertidos.

REFRANES       REFRANES      REFRANES
-En Febrero busca la sombra el perro, a últimos no a primeros.
-Febrero loco, ningún día se parece a otro.
-En Febrero mete tu obrero, tu pan te comerá, pero tu laborcica te hará.
-Mal año espero, si en Febrero anda en mangas de camisa el jornalero.
-Por San Blas, tus ajos sembrarás.
-Por San Blas, la cigüeña verás, y si no la vieres año de nieves.
-Por San Matías, tanta noche como día.
-Cuando la Candelaria plora, el invierno flora.
-Si no lloviera en Febrero, ni buen prado ni buen centeno.
-Febrerillo loco, con dos días veintiocho, sacó a su padre al sol, y después lo apedreó.

CALENDARIO AGRÍCOLA: Septiembre y octubre

En la Escuela de Adultos, hemos elaborado un calendario agrícola, recordando las tareas que antiguamente se hacían en el campo y buscando refranes de cada uno de los meses.

Quizá os sorprenda que no empecemos en enero sino en septiembre. La razón es que al ser agrícola, el ciclo de los trabajos comienza en este mes, una vez pasado el verano y celebrado las fiestas patronales.

ESPEREMOS QUE OS GUSTE Y QUE NOS ENVIEIS VUESTRAS OPINIONES E INCLUSO APORTACIONES QUE PUEDAN ENRIQUECERLO.

 

¿QUÉ SE HACÍA? 

  • Se barría la era.
  • Se preparaba la tierra para sembrar al año siguiente ya que  cada año descansaba “una hoja”.
  • En el potro se herraban los animales.
  • Se sacaban las patatas.
  • Se sembraba el forraje.
  • Se cortaba la fruta.
  • Se  llevaban los arados a  la fragua para arreglar las puntas, las calzas y las rejas.     

REFRANES

– Septiembre, o lleva los puentes o seca las fuentes.
– Septiembre benigno, octubre florido.
– La otoñada verdadera, por el Cristo de Villanueva.
– Si en septiembre no tienes fruta, agosto tiene la culpa.
– En septiembre el que no tenga ropa, que tiemble.
– Por San Miguel, los higos son miel.
– En tiempo de higos hay amigos.     

        Sin título

¿QUÉ SE HACÍA?
Se podaban los árboles. Primero, una cuadrilla de hombres iba a podar las encinas. El que no tenía monte para cortar leña iba a las dehesas de Villagarcía y de Gallegos. Luego iban con carros a recogerlo. Se juntaban tres o cuatro para cargar ¡ y con una buena merienda!
Después de segar, cuando se quedaba la tierra baldía, se empezaba a preparar la tierra. Primero se alzaba. Antes de ir a sembrar daban otra vuelta a la tierra. Eso se llamaba binar. Al pasar un tiempo, terciaban (mover la tierra por tercera vez)
Se sembraba a surco, a voleo ( lo llamaban “derramar”)
Cuando estaba ya sembrada la mies y nacida, se aricaba (meter el arado por el hondón del surco) para quitar las malas hierbas y dejar la mies limpia.
Para las tareas de la tierra se necesitaban dos tipos de de yugos: de binar y de aricar .
Había un tercer yugo, más grande, para el carro.

REFRANES:
-Octubre vinatero, padre del buen cuero.
-La nieve en octubre, siete meses cubre.
-En octubre podarás, más la encina dejarás.
-En octubre de la sombra huye.
-Por el Pilar, las setas carderas llegarán.
-En seco o en mojado, por San Lucas ten sembrado.
-Otoñada segura, San Francisco la procura.
– En octubre no molesta la lumbre.                                                                                – En octubre baja la oveja la ubre.

15 DIAS OBSERVANDO

      PRESENTAMOS UNA EXPERIENCIA QUE MUCHOS MAESTROS Y MAESTRAS HABRAN REALIZADO CON SUS ALUMNOS Y ALUMNAS Y POR ESO NO TIENE NADA ESPECIAL MAS QUE QUE ES LA NUESTRA, REALIZADA EN UNAS FECHAS CONCRETAS CON UNAS SEMILLAS CONCRETAS QUE NOS HAN PERMITIDO OBSERVAR,  EJERCITAR LA CAPACIDAD DE ADMIRACIÓN Y LA PACIENCIA Y APRENDER QUE LA NATURALEZA TIENE SUS RITMOS Y QUE HAY QUE RESPETAR EL LENTO CRECIMIENTO DE LA VIDA.

¿Quién no ha puesto lentejas o garbanzos en un algodón húmedo y ha observado lo que pasa? Nosotros lo hicimos hace tres cursos, como en años anteriores. Los niños y niñas expresan lo observado. La observación continuó hasta que las plantas salieron y crecieron, pero ellos solo registraron la experiencia de lo ocurrido en 15 días.

La experiencia es muy sencilla y no aporta novedad. Lo importante para mí es cómo motivar, cómo favorecer la capacidad de observación y de admiración, cómo “entrar en comunión” con la naturaleza, la vida y su ritmo de crecimiento, cómo educar la capacidad de silencio y la interioridad, ayudando a mirar, ver y contemplar. ¡Y los niños son especialmente receptivos y responden! Lo he observado y vivido en muchos momentos, cómo cuando observamos el proceso de los gusanos de seda o escuchamos el silencio, cuando escuchamos a los árboles o cuando pensamos a quién queremos dar gracias hoy por lo recibido desde que nos hemos levantado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA                                                                              

salida 151salida 153 salida 154DSCF0046

DSCF0055DSCF0041

 A veces hemos creído que la evolución de las semillas dependía de nosotros y hemos echado más agua de la cuenta o las hemos “manipulado” . Por eso algunas han acabado pudriéndose.

Otras veces, observábamos queriendo ver resultados rápidos e inmediatos. ¡Todo un aprendizaje!

Diego nos cuenta la experiencia.

El día 21 de septiembre Gabriel, Vanesa, Vega, Miguel y yo pusimos un garbanzo, cuatro lentejas, dos judías blancas y otras dos marrones en un vaso con algodón.
El día 23 de septiembre ya se veía un poco la planta y las raíces. Cada dos días las hemos regado.
El día 2 de octubre ya habían crecido unos centímetros.
El 6 de octubre, ya habían transcurrido los quince días desde que empezamos la experiencia. Ahora  las lentejas miden más de 5 centímetros y las demás semillas crecen muy despacio.