CUENTOS INVENTADOS.La planta mágica.Capítulo III

3. LA EXCURSIÓN DE CLAUDIA. 

Cuando pasaron cinco semanas Claudia le comentó a la planta que se tenía que ir de excursión con el colegio un día entero y no se podía ir con ella. Las dos se pusieron tristes porque sabían que en un día no se iban a ver. La niña hizo todo lo posible para que pudieran ir las dos, pero no funcionó.

De repente Claudia tuvo una idea:

–   Ya sé.

–   ¿El qué, el qué?, dímelo por favor.

–   Te meto en mi mochila y te vienes conmigo

–   Puede ser, pero yo necesito oxígeno.

–   Es verdad pero como eres mágica yo podría pedirte tres deseos y uno de ellos sería este.

Entonces Claudia tocó por segunda vez a la planta y volvió a pedir tres deseos: que te vengas conmigo y no me digan nada, que sean buenos contigo y que nos lo pasemos bien todos juntos.

Entonces Claudia hizo lo mismo que la otra vez, lo guardó en secreto, y esos tres deseos se le cumplieron.

Cuando llegó el día excursión,  la planta y Claudia se prepararon y se fueron.

A la vuelta, venían hablando de que se lo habían pasado genial y querían volver a hacerlo.

FIN DEL TERCER CAPÍTULO.

CONTINUARA…

Vanesa Hernández

 

RECITAMOS POEMAS

Ya hemos comentado, en otra entrada,  que cada uno de nosotros tenemos un LIBRO DE POEMAS, porque nos gustan mucho. En él vamos escribiendo e ilustrando poemas de distintos autores y alguno nuestro.

Os presentamos algunos , grabados hace unos cuantos meses. Ahora nos sorprendemos al escucharlos, porque ya recitamos mejor. Daniela también pronuncia mejor. Ahora habla de forma muy clara.se nota que vamos avanzando.Esperamos que os gusten.

CUENTOS INVENTADOS: Rufus y el misterio de Frida super multicolor.Capítulo II

CAPITULO  2º

Se pusieron en marcha hacia el bebedero. Allí se encontraron con los hermanos Escot y Flint los toros más chulos de la manada. Ellos al ver a Frida se empezaron a reír a carcajadas y le decían: ¡parece que te ha vomitado un arco iris encima!

Ella se puso muy triste y empezó a llorar, pero Rufus supo cómo tranquilizarla. Inmediatamente se fueron de allí.

Al rato se encontraron con Pili la vaca pacífica.

-¿Qué estáis haciendo?, preguntó Pili.

-Intentando descubrir por qué Frida es súper multicolor, contestó Rufus.

-¿Lo habéis averiguado?, dijo intrigada.

-No, respondió Frida triste.

-Entonces ¡seguid buscando pistas!, exclamó entusiasmada.

Al oír lo que dijo, Frida se emocionó y siguió hacia delante con muchos más ánimos.

Gabriel Guerra López

CONTINUARA…

 

 

CUENTOS INVENTADOS.La planta mágica.Capítulo II

2. LA PLANTA SE MUERE.

A las cuatro semanas… ¡LA PLANTA SE MURIÓ! Claudia muy triste tenía la esperanza de que volviera a vivir.

Cuando pasaron otras cuatro semanas la planta echó un ramito. Claudia al verla se puso con una sonrisa de oreja a oreja. A partir de ese momento estuvo regándola todos los días para que siguiera creciendo.

Cuando la planta estaba bien alta Claudia la observó un rato, y la planta la habló. Claudia se quedó sorprendida y tenía un poco de miedo, por lo que había visto y oído. La planta le contó que podía hablar además de conceder deseos.

La niña sorprendida le preguntó:

-¿Has concedido muchos deseos?

– Pues… si. A una anciana, a los animales, al verano, también a algunas plantas…

-¡Cuantos deseos! ¿Y te sientes bien concediéndoles tantos?

-Si, porque veo lo satisfechos que se sienten con los deseos que les he concedido.

-Entonces tu vida es maravillosa, dijo Claudia

– No te creas porque también veo como pisan las plantas y a mí no me gusta. Tengo miedo de que me lo hagan a mí y no pueda conceder deseos porque no hacen lo mismo que tú, revivirme.

– A mí también me da pena que pisen a las plantas, porque sois parte de la naturaleza y sin vosotras el campo estaría solitario y nos faltaría oxígeno.

La planta y Claudia al haberse contado sus penas, fueron más amigas desde ese momento.

CONTINUARA…

Vanesa Hernández