ERRE QUE ERRE:Reciclar, reducir, reutilizar

El curso pasado, el objetivo del CRA Fuenteadaja fue: Erre que erre: Reciclar reducir,reutilizar.

Este es un trabajo que hicimos para compartir con los compañeros de “Escuelas Amigas”. Lo subimos al Blog del equipo 67 constituido por alumos de Tapachula (México),  de Tenerías en Zaragoza y por nosotros, los alumnos y alumnas del CRA de las aulas de Villatoro, Muñana y La Torre.
Luego nos inventamos un rap que nos quedó muy bien.

COMO REDUCIR

AGUA.
• No regar cuando hace sol.
• Cerrar el grifo mientras: lavas los platos, te lavas los dientes, te duchas…
• Regar a goteo en vez de a caño.
• Ducharnos en vez de bañarnos.
• Poner el lavavajillas cuando este lleno.
• El agua de cocer verduras echarle a las plantas.
• No dejar correr el agua caliente.

PAPEL.
• Utilizar la hoja por las dos caras.
• Utilizar periódicos para forrar.
• Las hojas que no sean útiles usarlas para borrador.
• Comprar papel reciclado.
• No tirar el pañuelo cuando solo lo has utilizado una vez.
• Comprar las hojas necesarias.

ENERGÍA

• No tener todo el día la luz encendida.
• No tener en los enchufes muchos cables.
• Apagar el horno o la vitrocerámica cuando ya queda poco tiempo para terminar de hacerse la comida.
• Poner la lavadora cuando está llena.
• Apagar la televisión desde el enchufe.
• Comprar bombillas de bajo consumo.
• No tener la calefacción a una temperatura muy alta.
• Aprovechar el calor del sol para calentar el agua.

CONOCIENDO LA INDIA

El curso pasado invitamos a Ana Mari Madrigal, una amiga de Vicen que ha estado muchos años en la India, a que viniera y nos contara cosas de ese país y nos hablara de su experiencia. Vino vestida muy elegante, con sari.

Salimos al patio y fuimos entrando a clase como si fuéramos a visitar a Ana Mari a su casa y ella nos recibió con un saludo al estilo indio, marcándonos con “cuncun” en la frente y echándonos flores.

Aprendimos muchas cosas a partir de las preguntas que le hicimos y de lo que ella traía preparado: dónde está situada India, sus religiones, algunos ritos, las castas…Para entenderlas  nos repartió a cada uno un papel en el que ponía los nombres de las diferentes castas y cada uno se “situaba” de acuerdo con lo que le había tocado. Los intocables no podían ni acercarse a beber a una fuente. Los bramanes les rechazaban por ser de la casta más baja. Al que le tocó ser intocable no le gustó nada.¡Y eso que era un juego! Así entendimos un poco cómo se tienen que sentir los que son rechazados por todos.

También nos explicó cómo se saluda en la India y lo practicamos con nuestras madres.

Las preguntas que le hicimos son estas:

¿Cómo era  allí un día en tu vida?

¿Qué hacías en el tiempo libre?  ¿Ibas mucho al cine?

¿Cuáles son los bailes típicos de allí?

¿Cómo era tu casa?

¿Cuál es el medio de transporte habitual?

 

¿En qué lugar vivías?

¿Había muchos coches en la capital?

¿Hay muchas vacas por las calles? ¿Has tocado alguna vaca allí?

¿Vivías con alguien?

¿Qué lengua se habla? ¿Te costó aprenderla?

 

¿Por qué decidiste irte a la India?

¿Allí a qué te dedicabas? ¿Y ahora?

¿Cuántos años tenías cuando fuiste?

¿Cómo te atreviste a ir sola tan lejos?

¿Volverías a ir a la India?

¿Por qué después de tanto tiempo, volviste a España?

 

  A la actividad vinieron nuestras madres, Esther, la profesora de Religión y vecinas del pueblo. Si queréis ver las fotos, id a Galería de imágenes y entrad en : Conociendo la India

Resultó muy interesante y queremos darle las gracias a Ana y decirle que vuelva cuando quiera.

REFLEXIONES:Los libros de texto desde mi contexto

Hoy me ratifico en lo que tantas veces he pensado y constatado en mi práctica educativa con relación  a los libros de texto, en general y desde el contexto  de una escuela rural.
Hechos desde una mentalidad urbana,desde la cultura dominante y desde el concepto de  normalidad, entendido como lo que predomina, dejan fuera lo que es diferente y la riqueza cultural de otras realidades porque son minoritarias. Este enfoque hace que nos encontremos con propuestas como la de contar semáforos en un pueblo pequeño, donde no existen,  o la de unir las profesiones de un Centro educativo con los objetos  o instrumentos que usan el conserje, la cocinera…
En las aulas unitarias no hay conserje ni cocinera, ni gimnasio, pero tenemos la suerte  de conocer a los vecinos y de saber cómo se llaman. Podemos salir a observar los cambios de los árboles en las diferentes estaciones y oler y escuchar a los árboles. A veces aprendemos de personas del pueblo que nos cuentan cosas interesantes que no vienen en los libros.
Por las mañanas, ahora en otoño, vemos las gotas pequeñas de rocío que hay en las hojas caídas de los árboles y cuando cogemos las hojas y las tiramos a lo alto o nos las tiramos unos a otros, vivimos una experiencia bastante más divertida que la de contar semáforos. ¡Menos mal que no tenemos que hacerlo! Podemos estudiar  muchos animales a partir de la observación. Y además usamos libros y los valoramos, hasta el punto de que la biblioteca del aula está abierta al pueblo. Prestamos libros a las personas que quieren usar la biblioteca y, en algunos casos,  llevamos una mochila “viajera” a las que tienen dificultad para venir a la escuela.

Y cambiando de tema, y esto no es sólo de la escuela rural,quiero referirme a las referencias a la familia que a veces aparecen en algunos textos, sobre todo de iniciación a la lectoescritura:
“Mi mamá me ama”… cuando a veces en la familia no hay mamá; “mamá ama a papá” o ” papá ama a mamá” cuando hay familias reales, quiero decir que existen en realidad, donde ni mamá ama a papá ni papá ama a mamá.Y los niños tienen que hacer el esfuerzo de descifrarlo (cuando están aprendiendo a leer) para descubrir que lo que dice el libro (y la profesora ratifica al dárselo para que lea) no es verdad.