CRÓNICAS DESDE GUATEMALA:1ª

Después de un tiempo en Guatemala, decidí ponerme en contacto con mi familia y amigos, a través de escritos colectivos -Crónicas- que ahora voy a ir publicando en el blog. Aquí va la primera.
Como siempre, sabéis que podéis enviar vuestros comentarios.

5 de marzo de 2015

A MODO DE CRONICA, DESDE EL PAIS DE LA ETERNA PRIMAVERA Y LA TIERRA DEL QUETZAL

Querid@s amigos y amigas: ¿Cómo estáis? ¿Cómo os va la vida?
¡Parece mentira que ya lleve dos semanas en Guatemala!
Al llegar de nuevo a este país y esta realidad, en esta tierra “chapina”, parece que se han desplegado en mí no sé qué mecanismos “externos, internos y mediopensionistas” que han hecho que afloraran recuerdos de lugares, palabras, rostros, nombres de personas… de una manera increíble. ¡Hasta cierto soniquete al hablar! Sé que no puedo coger sino agarrar o tomar; que el carro (coche) no tiene cristales sino vidrios, (por cierto polarizados, es decir oscuros), que cerrar la puerta tirando es jalar y que a los niños también se les llama patojos.
¡Me he encontrado con tantas personas conocidas! (Algunos niños, profes, no me recordaban pero yo sí.) Podría hacer una larga lista de muchos de ellos que al ser llamados por su nombre se han quedado sorprendidos.
El día 23 fui por primera vez al proyecto. La hondonada de Chinautla, el barrio, el paisaje, el volcán de Agua, el cielo despejado, de un azul intenso, la temperatura veraniega, parece que me dan la bienvenida.
A pesar de todo lo vivido desde Julio de 2011, cuando vine y volví a España, en algún momento parece que no me hubiera ido.
Ya he ido con Mari Carmen (Coordinadora del proyecto de Formación docente en escuelas públicas) dos veces a una escuela pública: “Marta Bolaños” a llevar las cajas con el material que van a trabajar las maestras que participan del programa y a darles orientaciones sobre el trabajo a realizar. ( Yo de momento, observo, escucho, me entero de cómo está planteado el programa…)
Me impresionó ver la escuela y recordé mucho a los que sois maestros y maestras (aulas oscuras, con mobiliario e instalaciones viejas, con muchos niños/as, con poco material…) Contrasta mucho con las instalaciones del Proyecto, tan bonito, luminoso, cuidado, con recursos…y con un equipo motivado para el trabajo y encariñado con los niños y niñas. Realmente el Proyecto es precioso, pero esto no es la tónica ni muchísimo menos. Esto es posible por la Cooperación de ONGs, de organismos y personas comprometidas en sacar adelante a los niños y jóvenes de Chinautla. Es toda una apuesta por la educación y la transformación social. Por desgracia, no es esto lo que predomina.
Las imágenes de la zona y de las personas que viven en esta colonia de Chinautla, impresionan por su pobreza. A veces no hago fotos por respeto, o las hago con mucho cuidado.
Por ahora voy colaborando en lo que hace falta. Con Angélica, la contadora, he trabajado para hacer algunas modificaciones para un proyecto de becas que va a apoyar la ONG Proyecto Cultura y Solidaridad.
Tengo a la vista trabajar con unas 50 personas (facilitadores de valores) de varias parroquias de Chinautla. Trabajan en escuelas de la zona, puntualmente, en educación en valores. Ahora, después de un tiempo, parece que necesitan recursos para seguir y han pedido ayuda al Proyecto. Ya he conocido a un matrimonio de ese grupo. Nos ayudaron en el traslado de las cajas de las maestras. Al ir a pagarles, dijeron que lo hacían como un servicio y no aceptaron los quetzales que les fuimos a dar.
En este país, teñido y tocado de violencia y de muerte y pobreza, hay muchos signos de vida y esperanza, muchas personas comprometidas por una Guatemala distinta.
Hace calorcito, aunque por las mañanas y las noches refresca un poco. ¡Hace nada entre nieve y ahora vestida de verano! Si pudiera enviaros los colores de Guatemala, irían para allá: los huipiles (blusas) preciosos, distintos según las zonas del país, los colores de los mercados, los puestos de venta ambulante cargados de frutas variadas llenas de color, las chalinas…. Son un regalo para la vista.
Me ha impactado mucho hacer la Ruta de la Memoria Histórica, un recorrido por algunos lugares simbólicos de la ciudad que identifican a personas que fueron desaparecidas o asesinadas (unas 18.000) o a instituciones perseguidas por su lucha por los derechos humanos, durante el conflicto armado Interno de Guatemala: líderes, campesinos, catequistas, monseñor Gerardi…
En las columnas de entrada a la catedral aparecen los nombres de unos 13.000. Realmente acercarse a cada nombre es sobrecogedor. La persona que nos acompañaba, nos invitó a grabar sobre una hoja alguno de los nombres de las columnas. Después, ante la tumba de monseñor Gerardi, hicimos un rato de silencio y de oración por ellos y por todos los que en ellos estaban representados.
El sábado fuimos a Antigua, una ciudad colonial preciosa. Fue la capital de Guatemala. Yo ya la conocía, pero disfruté de nuevo.
El domingo pasado tuvimos una convivencia familiar preciosa con familias de personas del Proyecto, amigos…. Las dinámicas fueron muy simpáticas, lúdicas y divertidas. Allí no quedó nadie sin bailar. Ya os imagináis lo que disfruté.
Las personas son, en general, muy educadas y cariñosas. En otro momento os contaré más cosas.
Un abrazo con cariño
Vicen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*