CALENDARIO AGRÍCOLA: Julio y agosto

JULIO

 
¿QUÉ SE HACÍA?

En verano ¡qué calor!
Este mes se recogía la cebada, el trigo, las algarrobas, el centeno y los garbanzos.
Se ajustaban cuadrillas de segadores, para la temporada, casi siempre venían de Navalcán.
Muy temprano, ellos iban a las tierras y empezaban a segar, dos de ellos hacían manadas, cantidad de espigas que pueden tener en la mano, y un tercero las amontonaba y hacía gavillas, las ataba con cuerdas de pita ó paja de centeno y formaba haces, éstos amontonados de doce en doce formaban una jacina.
La herramienta que se utilizaba para segar se llama hoz. Es un mango de madera unido con una pieza de acero cortante.
Los segadores se protegían su mano izquierda con dediles que son cuatro dedos de cuero terminando en un cordón también de cuero, atado a la muñeca.
Mientras tanto, las mujeres les llevaban el almuerzo: queso, jamón ó chorizo, y más tarde, la comida de casi siempre, solía ser cocido.
Los hombres, con sus yuntas de vacas y un carro, iban a las tierras a acarrear, o recoger esas jacinas, para llevarlo a las eras a trillarlo.
Una vez en la era, se deshacían los haces, con una horca, y se formaba una parva; y con una pareja de vacas, burros ó caballos, depende lo que cada uno tuviese y un trillo, daban vueltas y vueltas, hasta quedar totalmente trillado.
Con una cañiza se recogía y se hacía un gran montón, hasta que hiciese aire para poderlo limpiar. Con las horcas, viernos, garios y palas de madera, se levantaba y el aire separaba el grano de la paja. Al final, el grano se pasaba por una criba, hasta quedar totalmente limpio.
Con una media fanega ó una cuartilla, se medía el grano y se colocaba en sacos, para llevarlo a la panera.
Más tarde, en el molino, se transformaría en harina, bien para hacer el pan, bien para alimentar al ganado.

El día de Santiago, veinticinco de Julio, los segadores iban a recoger garbanzos y luego se les daba la comida en casa, en vez de en el campo.
Después de la siega, en prados cercanos al pueblo, se ponían las eras con carros. Se traían los haces de la mies a la era; se extendían al sol, se hacía una parva redonda, se ponía el trillo a las vacas y a dar vueltas hasta que el grano se separaba de la paja.
¡Cuántas veces te quedabas dormido por el calor! Una vez trillado se recogía, se hacían montones y a esperar a que viniera aire para limpiarlo con horcas y otras herramientas. Se levantaba y el aire separaba el grano de la paja, y así hasta terminar con algarrobas, cebada, trigo, centeno etc.

REFRANES:
-En Julio normal, seco todo manantial.
-Por San Juan, los días comienzan a acortar.
-Julio triguero, septiembre lunero.
-Dice el labrador al trigo: Para Julio te espero, amigo.
-Por San Fermín, el calor no tiene fin.
-Le dijo Julio al pavero: Ya dormirás en Enero.
-En Julio, beber y sudar y el fresco en balde buscar
-En Julio y Agosto se quema el rostro.
-Julio, la carreta y el yugo.

AGOSTO

¿QUÉ SE HACÍA?
Cuando ya habían terminado las faenas del campo celebraban la función;
otra gran fiesta para todo el pueblo, junto con la matanza y el esquileo.
La fiesta del pueblo es el día de San Roque, el 16 de este mes. Se celebraba con una misa y la procesión alrededor del pueblo, con un cestillo que llevaba el Santo para echar dinero, el que quisiera.
Iba la música tocando la gaitilla y el tambor. Luego, por la tarde se ponía el baile, sobre las cuatro de la tarde y a las doce de la noche ya estábamos recogidos en casa.

REFRANES:
-Agosto, todo lo seca menos el mosto.
-El mes de las cabañuelas es el mes de las higueras.
-En Agosto frío en el rostro.
-En Agosto, aunque sea poco, quien no goza de él es loco.
-Por la Virgen de Agosto pintan las uvas, y por San Judas ya están maduras.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*