Nuestro árbol personal

Una de las primeras actividades que realizamos en la “Escuela de adultos” fue EL ARBOL PERSONAL.

Cuando alguien nos pregunta qué cualidades personales tenemos, en muchos casos la primera reacción es quedarnos sin saber qué decir. ¿Qué hicimos para descubrir y reconocer las cosas buenas que tenemos, nuestras cualidades y lo que nos gusta hacer?

Empezamos por hacer una lista de cualidades que pueden tener las personas. Una persona puede ser: simpática, cariñosa, trabajadora, alegre, responsable… ¡Nos salieron un montón! Las fuimos escribiendo en la pizarra y después, con una lista ofrecida por mi, fuimos completando la elaborada por el grupo.

YO SOY

Alegre
Inteligente
Amable
Tranquil@
Prudente
Ordenad@
Reflexiv@
Valiente
Atrevid@
Espontáne@
Cariñosa@
Madur@
Tímid@
Flexible
Honrad@
Concienzud@
Original
Optimista
Responsable
Trabajador@
Generos@
Observador@
Aventurer@
Decidid@
Colaborador@
Tranquila@
Rápid@
Creativ@
ordenad@
Sensible

Ahora se trataba de ver qué cualidades de esas teníamos cada un@. Si descubríamos más se podían añadir  .La sorpresa fue que teníamos muchas cosas buenas. También tenemos defectos pero en este momento sólo nos íbamos a centrar en lo bueno.

Lo mismo hicimos con una lista titulada: Me gusta…

ME GUSTA

Ayudar a los demás
Pensar creativamente
Trabajar con gente
Leer
Ir al cine
Estudiar
Cuidar animales
Compartir con otros
Salir fuera
Bailar
Ir a fiestas
Hacer deporte
Viajar
Administrar y usar dinero
Trabajar sol@
Sentirme útil
Afrontar dificultades
Encontrarme con gente
Enseñar
Escuchar a los demás
Levantarme pronto
Trasnochar
Ver la tele
Hacer deporte
Cuidar a personas
Estar en contacto con la naturaleza
Aprender idiomas
Investigar
Tomar el sol
Estar con mi familia
Estar con niños
Sentirme segur@
Charlar con mis amigos y amigas
Ver el resultado de mi esfuerzo
Decidir por mí mism@
Jugar a las cartas

Una vez reconocidas las cualidades y lo que nos gusta hacer, había que dibujar el árbol personal: grande y  lo más bonito posible. Salvadas las primeras” pegas” : Yo no sé dibujar, lo que me saldrá a mí…, cada persona fue dibujando su árbol: con raíces, ramas y un tronco en el que se viera claro el nombre de cada una.

En las raíces fueron escribiendo las cualidades y en las ramas los gustos y aficiones.

¡Un elemento importante en estas dinámicas es compartir con el grupo! Así se refuerza la autoestima.

El árbol puede completarse cuando descubramos algo que nos guste hacer o alguna cualidad.

La valoración no la voy a hacer yo. ¡Os dejo a vosotros! ¿ Qué os parece la actividad y los resultados?

  20141204_190121         20141204_185935                    20141204_190149  20141204_185951

20141204_184456  20141204_184506

20141209_184600 20141209_184526

20141209_18443220141209_18451420141209_184631    20141209_184706

Lumi en Paint 20141209_184220

2 pensamientos en “Nuestro árbol personal

  1. Muy buen trabajo el que se está haciendo con esta escuela de adultos. ya que les sirve para aprender, relacionarse, comunicarse y sobre todo para recordar momentos y vivencias entrañables de sus vidas.

Responder a Rocío jimenez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*