MI PROFESION DIA A DIA. Diario IV

13 Septiembre -2011

Una mañana normal de trabajo. Empezamos con un tiempo de lectura. Gabriel y Miguel están leyendo un libro que empezaron a leer juntos el primer día de clase.. Van leyendo alternando, un párrafo cada uno. ¡Ya lo hemos terminado! Nos tienes que dar la ficha para apuntar los libros que leemos, me dice Gabri.

Vanesa y Vega me preguntan si pueden leer un libro a Daniela. Les digo que sí y empiezan.

Trabajamos distintas áreas: Matemáticas, Lengua  y Conocimiento del Medio. A última hora viene el profesor de Inglés. Los alumnos se presentan y los de 3º y 5º se quedan con él  en el aula de desdobles y Vega y Daniela van  a trabajar conmigo porque tienen menos horas de  Inglés.

Ponemos música, repasamos la canción de Papelillo y Papelote , hacemos
Psicomotricidad  y cada una hace un trabajo adecuado a su edad.

Daniela mientras dibuja, habla, comenta cosas. Va sola al baño, cambia el semáforo al entrar (rojo) y al salir  (verde), se lava las  manos, aunque tengo que ayudarla a secárselas.

He tenido ocasión de comentar algunas cosas de Daniela con sus padres. También nos hemos reído de sus ocurrencias.

Voy a Avila a celebrar la jubilación de Luis Miguel, compañero del CRA Valle Amblés.  La comida y la sobremesa han sido muy agradables. Uno de los camareros que nos sirven es Antiguo Alumno: Jesús (“Jesu”). Lo conozco bien porque vivía en Muñopepe donde yo estuve 8 años, pero en ese momento no esperaba encontrarme con él.

Durante la comida hablamos de muchas cosas vividas, nos reímos con anécdotas que todos recordamos. Fue una etapa muy bonita y tuvimos la suerte de vivir una experiencia de Innovación Educativa muy importante. Trabajamos en el primer C.R.A.( Colegio Rural Agrupado) de España que sirvió de referencia para la generalización del modelo a todo el Estado español. Valoramos lo vivido.
Trabajamos mucho, pero con mucha ilusión y , como dice Maribel “además de
compañeros éramos amigos”

Cuando vuelvo de Avila, charlo con un grupo de madres que están con los niños en la calle.

Una de las madres me dice: – Oye, Vicen, ¿qué significa asertividad ? Trato de
explicárselo de manera que lo entiendan, con algún ejemplo  ¿ Y empatía? Otra explicación. Creo que lo han entendido.

– ¿ Por qué me lo preguntas?

A su hija, que va a un Colegio de Avila, le han mandado buscarlo  en el diccionario. Ha  trabajado algo de Ciudadanía y venían estas palabras. ¡Qué difícil me parece para una niña de 10 años, entender el significado de esas palabras buscándolas en el Diccionario!

Ana pregunta si son   palabras nuevas y le digo que no.
– Es que empatía no  viene en el diccionario.
– Bueno nueva, nueva no es.                                                                                              –  Es que mi diccionario tiene muchos años.

Vanesa me pregunta si van a dar ese libro nuevo ( Se refiere al de Educación para la Ciudadanía) Le digo que sí.

14 de septiembre de 2011

Empezamos con un rato de lectura individual. Yo le leo a Daniela tres libros pequeñitos, mientras Vega busca un libro adecuado a su nivel. Ella sabe
buscar y acierta con el que trae. Hay un libro que siempre que he trabajado
con niños de Infantil les gusta:” ¡No hagas ruido!” Hoy también es el que más
le ha gustado a Daniela. Después de leérselo, ella empieza a contarlo “en su
lengua”

Leo con Vega. Miguel y Gabriel  empiezan “Diccionario por imágenes de los niños del mundo” Vanesa está leyendo sola.

Y mientras los de 1º, 3º, 5º  leen…¡ Daniela y yo seguimos adaptándonos! Le
digo  que dé el desayuno a sus mascotas y  les cuente el cuento. Como otros días
y en otros momentos, la respuesta es: NO. Espero, vuelvo a darle el mensaje de
lo que tiene que hacer, llora un poco, insisto…

Pienso que ella tiene que afirmarse con el No, pero que va entendiendo que yo no cedo y que no es ella la que decide hace lo que quiere hacer, cuando algo no le gusta. En estos momentos la dejo un poco, la miro, me mira, vuelvo a mirarla,  y me acerco, porque creo que necesita seguridad. A veces ella la reclama.: Tú conmigo!  Sí,  yo con ella, pero haciendo lo que tiene que hacer. Vuelve a ser “mi madre”: ¡Hija, toma el desayuno! Me peina ( o me despeina) y yo acepto ser “su hija”.

En otros momentos, apoyo sus propuestas. También me parece importante. Mi experiencia me dice que los alumnos son muy propositivos, cuando se les ayuda a serlo y que sus ideas, en muchos casos, son muy valiosas. Me afirmo en que me encantan los pequeños y observar el ritmo de crecimiento de mis alumnos.

Ya está tranquila y la dejo con sus muñecos y sus desayunos, hasta que se hace daño en un dedo con el cierre de una bolsa.  ¡Agüita fresca, cura sana, culito de manzana   …un achuchón y se pasó!

A veces me dicen que tengo mucha paciencia con los niños y yo me reconozco en esa apreciación.

Los mayores siguen trabajando sin dificultad, después de corregirles las tareas
de casa. Voy rotando. Corrijo, explico y sigo con los distintos niveles.

Ahora tengo que estar más tiempo con Vega porque lo necesita. Es la más pequeña, ha pasado a 1º y no deja de observar lo que pasa con su hermana Daniela. Me siento con ella, le explico lo que tiene que hacer y valoro  lo que va haciendo.

Miguel va al ordenador a hacer una actividad de Lengua y empiezo con los de 5º leyendo la presentación del libro  Ciudadanía.Tenían ganas de ver  “de qué va” ese libro.
Llega la nueva profesora de Religión que sustituye a Esther por baja maternal, y después de las presentaciones y saludos, se van los cinco a trabajar al otro aula.

Después del recreo, seguimos con trabajo personal en las áreas que no habíamos trabajado, incluída Educación para la Ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*