MI PROFESION DIA A DIA. Diario IX

Día 26 de Septiembre de 2011

A primera hora, los niños tienen Música y a última Inglés. El resto de la mañana, trabajan conmigo.

En Lengua, corrijo las actividades de 1º, 3º y 5º. Gabriel y Vanesa traen de casa sus descripciones escritas a ordenador. Las reviso. Me parece que han mejorado, con las propuestas que les he ido haciendo. Pienso que podíamos ponerlas en el blog.

Hoy, la novedad es que Daniela tiene tijeras nuevas para ella. Son de zurdos, ya que generalmente usa la mano izquierda. A veces, pocas, usa la derecha. Observo y la dejo. Quiere recortar y la ayudo.

El tiempo que Daniela no está en la alfombra, trabajo con ella, jugando con las manos: abrirlas  y cerrarlas,  esconder una mano,  emparejar dedos, y aprendemos una rima. De pronto, dice. ¡Tú el corazón! (Yo no se lo he enseñado) ¡Y el meñique! Garabatea en la pizarra con el dedo mojado en agua.

Yo “doy una vuelta” mirando cómo va el trabajo de los demás niños. A veces, si necesitan algo, se ayudan unos a otros: los mayores a los pequeños o los dos de 5º entre ellos. En algún momento hacen las actividades juntos. Les gusta y veo que es positivo, aunque pienso que también es necesario  que sepan trabajar solos. Otra vez el equilibrio. ¡Ni siempre ni nunca!

En Conocimiento del Medio Miguel me pide ir al ordenador a repasar el tema con la propuesta de actividades de la editorial. Me parece muy bien y voy con él un rato.

Ahora la pequeña pone pegatinas en un dibujo en las distintas partes del cuerpo  de un conejo. Le pregunto: ¿ Cuántas patas tiene el conejo ? ¿Y ojos ¿ Y bocas? …Descansa un poco, jugando a lo que ella quiere. Después colorea un tobogán de color naranja.

En los dos recreos, los cinco han estado jugando con los muñecos. Son padres, madres, los muñecos son sus hijos. Hay guardería, peluquería y médicos. Otras veces, “montan” un restaurante. Hoy no.

Contamos lo que hemos hecho el fin de semana y nos vamos a casa. Si algún lunes yo no digo nada, rápidamente dicen: ¿No contamos el fin de semana?  Hoy hasta Daniela ha contado algo. Escuchar cómo hablan sus compañeros y su maestra, pienso que para ella es un buen aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*