MI PROFESION DIA A DIA. Diario XI

Día 29 de Septiembre de 2011

Hoy a primera hora viene el profesor de Inglés. Mientras, ordeno materiales para llevar a una compañera que me los ha pedido. Reviso documentos y materiales relacionados con valores, que quiero usar este curso. Es necesario seleccionar y  ver cómo adaptarlos a la realidad del grupo a la hora de aplicarlos. Entre las técnicas de cooperación hay algunas que no es posible aplicar debido al número reducido de alumnos con determinadas edades. Me planteo si hacerlas en algún momento como actividad conjunta de niños y familias. Además, así, los padres y madres pueden captar mejor el sentido de las dinámicas que cuando yo se lo explico. Seguiré pensando…

Para poder trabajar con 3º y 5º , dejo preparado encima de la mesa de Infantil y 1º, lo que tienen que hacer cuando vengan de Inglés. A Daniela le pongo puzzles para encajar piezas de 2 en 2. Vega va a continuar escribiendo el texto del autodictado nº 3. Estamos repasando y reforzando aprendizajes del curso pasado.

Reviso los ejercicios de Matemáticas de Miguel, hago Cálculo mental con él, continúa  él solo y me voy con los de 5º. Repasamos conceptos: Qué es la multiplicación y cómo se llaman sus términos.

Daniela ha sido capaz de trabajar sola, pero pronto necesita ayuda y voy un ratito con ella. Aprovecho para repasar vocabulario a partir de las piezas que está encajando : ¿ Dónde va la gallina con los pollitos?  Los bomberos van a apagar el fuego de una casa…

Parece mentira que a pesar de tener 5 niños ( ¡qué pocos! ¿verdad?)no me ha dado tiempo a corregir los deberes y  las actividades que han estado haciendo Vanesa y Gabriel. También es cierto que estos periodos de tiempo de ¾ de hora en Septiembre, no dan  mucho de sí y, con alumnos de distintos niveles aunque sean pocos, se pasan volando. Como ya es la hora del recreo , aprovecho para corregírselos mientras juegan.

Yo no tengo recreo, ni puedo ir a la sala de profesores a tomarme un café (porque aquí no la hay y porque  aquí no se reparten los días con turnos para cuidar el recreo. En la cabecera del CRA, sí y hasta los itinerantes que vienen a las localidades pequeñas hacen turnos allí.) A pesar de todo no lo vivo mal, aunque sí que me gustaría que algún compañero, cuando  tiene clase después del recreo viniera un rato antes para poder charlar. Todos los cursos lo planteo y éste he vuelto a decirlo. Alguno ha respondido positivamente. Espero que sea real.

De nuevo… ¡Daniela! Quiere ir a Educación Física con los mayores y cuando ve llegar a Mar, la profe de E.F. , me dice adiós y mientras yo hablo con la compañera, ella coge la mochila y se va  con los demás. Voy al aula donde están y hablo con ella. Le comento a Mar,  sabiendo que lo está oyendo, que ya no llora y que sabe qué cosas se pueden llevar a la boca y cuáles no. ( Ayer   “regañó” a un compañero suyo, porque el boli no se chupa).  Por fin viene conmigo sin mayor problema.

–        Daniela, te voy a leer un cuento.

–        Yo te lo leo, dice ella.

–        ¡Vale!

–        Enseguida me pregunta: ¿ Aquí que pone?

Voy leyendo y ella pulsa la rana de la portada, que hace un sonido al apretarla. Continúo y ella repite lo que yo digo. Es capaz de retener y repetir hasta 7 palabras con sentido. De pronto, dice:

–        No me he traído deberes. ( ¡Lo que oye a su hermana y a sus compañeros !) He traído Mate y “Lenga”. ¿A que los chicos chupan los bolis?

–          ¿ Sí? ¿Por qué ?

–        Yo les regaño y si chupan los bolis yo les regaño, vuelve a insistir, y hay que ponerles en el rincón.

–        Aquí no hay rincón

–        Sí, dice ella.

–        ¿Cuál es? ( Va a la silla donde “pensó” el primer día cuando lloró)

–        Esa silla es de pensar, pero ya no hay silla de pensar porque ya no lloras.

Y le digo: Daniela ¿ por qué encima de la silla hay muñecos? Ya no tenemos silla para pensar. ¿Por qué?

Y dice: Porque ya no lloro.

Seguimos trabajando. Yo intento leer el cuento pero  ella sigue con el tema de “los deberes”

–         Luego  me corriges mis deberes

–        Sí

–        Los de Mate y Lengua. Me los  tienes que corregir. ¿ Hoy en casa tengo que leer? Abandono, por un momento, mi intención de leerle un cuento porque la conversación con ella me parece importante aunque sea con “los deberes”

Hace unos días los niños me dijeron que querían hacer ” lo de las semillas”. Les dije que tendrían que traerlas y que el viernes empezábamos la actividad. No me parece el mejor momento, pero lo vamos a hacer por responder a una iniciativa suya.  Tenemos un semillero que nos dejó el Técnico de Medio Ambiente hace unos años.

En Conocimiento del Medio, empezamos con los algodones, las judía, las lentejas… ¡También Daniela! Se reparten los compartimentos del semillero y ponen los envoltorios en unas bandejas que tenemos para reutilizar. ¿Saldrán? Si salen, las pasaremos después a los compartimentos del semillero y ¿después?… A ver qué `proponemos entre todos.

Apuntan en sus agendas  que tienen que traer rollos vacíos de papel higiénico y tierra buena para preparar los apartados de las semillas.

Hablo con el Alcalde para ver qué pasa con el espacio que íbamos a utilizar en el patio y para ver qué plantas se pueden poner ahora: tomillo, romero, menta… El va a comprar unas maderitas para acotar el espacio y los alumnos él y y yo  las pondremos. Hablará con un vecino que puede ayudarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*