EL PUEBLO ESTABA IMPECABLE.

“El pueblo estaba impecable” es una expresión que aparece en “El camión de papel” de Roberto Aliaga.

Gabriel y Vega, están  leyendo el libro, alternando párrafos y acabo de oirles leer lo del pueblo   impecable. Les he dicho que parasen.

¿Qué significa impecable?, les he preguntado. Y como no saben, he vuelto a preguntar:

¿Cómo están las calles de La Torre?

– Muy bien

– ¿Por qué?

– Porque las están barriendo.

Explico el significado de impecable, en el contexto del texto.

Las calles de La Torre también van estando impecables”  gracias al trabajo de una persona del pueblo  contratada por el Ayuntamiento.                                                                                                                                                                            Esta mañana, al venir a clase, he visto la acera llena de cáscaras de pipas y con una cajetilla de tabaco vacía. Ayer vi , justo ahí , a unos jóvenes charlando. He sentido pena porque algunos han sido alumnos míos y en la escuela trabajamos bastante los hábitos de respeto al medio ambiente y al pueblo. Llevamos a cabo acciones de compromiso para mejorarlo… Todos tenían su “carnet de ecologista” que se rellenaba con sellos por acciones positivas   realizadas.

.
Y hemos salido a la calle a observar.                                                                                                                                                                     -Mirad bien a ver si veis algo que os llame la  atención.                                                                                                                                                                                                                                                                                                              – ¡Ya lo he visto! dice uno de los niños.

-¿Qué  has visto?

-Cáscaras de pipas y  una  cajetilla                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      – ¿Quién habrá tirado la cajetilla?                                                                                                                                                                   – Alguien que fume.
– ¿ Y qué os parece?, les digo
– Mal
– ¿Cómo se habrá sentido la persona que ha barrido?
– Mal
-¿Por qué?
Porque no han respetado su trabajo.
Luego les he contado que ayer vi a unos jóvenes…
Entramos al aula y escriben el hecho.Preguntan si pueden hacerlo en equipo y les digo que sí.
Van hablando y se turnan para escribir. Los mayores deben escribir más que los de 1º ó 3º.
Leemos lo que han escrito y comentamos si ellos alguna vez tiran cosas al suelo y,como son sinceros, “se confiesan”. “Yo alguna bolsa” Yo… “! y de paso, dicen que las madres también tiran cáscaras de pipas al suelo cuando se sientan en los bancos del parque.