MI PROFESION DIA A DIA XVIII

24 de Enero de 2012

Mientras los mayores hacen el control de Matemáticas, Vega hace trabajo personal y yo aprovecho para estar con Daniela. Le doy distintas figuras de los bloques lógicos (cuadrados y círculos) para que los clasifique. Le digo que ponga los círculos en un montón. Sin que me dé tiempo a  hacer una nueva propuesta (círculos grandes y círculos pequeños; círculos gruesos y finos) ella dice: Aquí los finos… y empieza a hacer montoncitos. De pronto dice: -¡ Mira, una casita!

Yo le digo que tiene que acabar lo que estaba haciendo. Al poco tiempo… -¡ Voy a hacer una cama! – ¡ No has acabado con lo que te he dicho!

Cuando termina, le digo: ¿Dónde están los círculos grandes y gruesos, los pequeños y gruesos…? Ahora ya puedes hacer lo que quieras.

-Voy a hacer un camión

Y al poco rato:- ¡ Quiero jugar!

Empieza a hacer una cama. Me acerco y la ayudo.

Como otras veces, me planteo cuándo intervenir y cuándo no, cuándo “dirigir” y cuándo dejar que libremente creen. Voy observando y , a partir de lo que percibo, actúo de  una manera o de otra. Daniela va creciendo en autonomía y yo lo favorezco. Es cierto que a veces sus propuestas no  expresan autonomía sino caprichos o cierta cabezonería. Incluso a veces (pocas) llora para ver si consigue lo que quiere. Sabe muy bien cómo me sitúo yo cuando busca esas estrategias y el llanto dura poco, porque no le da resultado. Hoy primero quería que Vega y yo fuéramos a sus mesa, luego quería que las tres fuéramos a la de su hermana y cuando yo me he ido con Vega y le he dicho que ella iba a seguir trabajando en su mesa…¡a llorar! He tenido que “negociar”  para, después de escucharla y hablar,  llegar a un acuerdo intermedio.

Cuando creo que ya está cansada de una actividad, paso a otra.                                                  Los mayores han terminado el Control y corregimos los deberes de Matemáticas. Ahora Daniela está tranquila recortando papelitos para pegar en un círculo.

En la hora de Inglés mientras los de 3º y 5º trabajan con el profesor de este área, yo me quedo con las dos hermanas ( de 1º de Infantil y de 1º) y nos dedicamos al juego simbólico. Yo soy clienta de peluquería, voy al médico, reservo mesa en un restaurante… A ellas le gusta que yo “entre en juego” y yo les doy propuestas y , de alguna manera, les sirvo de referencia para aprender desde el juego y a través del juego con lo que digo y hago.                                                                                                                                                     Luego tenemos un tiempo para trabajar cada una individualmente y conmigo.

En Plástica disfrutan con los collages y los mosaicos. Observo las distintas habilidades y cualidades. Hay niños que reclaman ayudan conscientes de que a veces les cuesta hacer algunas cosas. A alguno, con la autoestima alta, casi todo lo que hace le parece que está bien.. La paciencia también es muy distinta en unos y en otros.Hay quien tiene habilidad y creatividad artísticas y se ofrece para ayudar. Lo mejor de todo, es que es un área que les gusta y en la que se sienten bien.