DAMOS GRACIAS

¡SI FUERAMOS CONSCIENTES DE LO QUE CADA RECIBIMOS DE LA NATURALEZA Y DE TODAS LAS PERSONAS QUE LO HACEN POSIBLE! Seguro que crecería nuestra sensiblidad y la valoración de tantas cosas bellas, recibidas como don. Quizá seríamos más respetuosos y respetuosas con el medio ambiente y en nuestras relaciones con  los demás crecería el reconocimiento y la gratitud.

Un día, al entrar en clase, en un rato de “interiorización y silencio” empezamos a pensar en lo que habíamos recibido desde que nos levantamos: agua, casa, alimentos para desayunar…Al ir preguntando cómo tenemos agua, de dónde viene, por dónde llega a nuestras casa, fuimos nombrando a los que lo hacen posible y dándoles gracias. Así seguimos con la casa, los alimentos…

Después, Miguel y Macarena escribieron  un texto: DAMOS GRACIAS… 

Damos gracias a:
Los constructores por construir mi casa, mis padres por amueblarla, al ganadero que le da de comer a las vacas, las ordeña , limpia la leche para que nosotras la tengamos, a los agricultores por cultivar el trigo para que las fábricas elaboren las galletas, a los transportistas por llevar los alimentos hasta el supermercado, a los que extraen el petróleo para que pueda ir en el coche, a los fabricantes de ropa por elaborar las prendas, a los niños por elaborar las zapatillas que me pongo, al jefe de mi madre por darle trabajo, al Ministerio de Educación por darme una escuela y al de Sanidad por tener un centro médico.A mis profesoras por enseñarme tan bien. A los médicos por curarme cuando me encuentro mal. A los clientes que le encargan muebles a mi padre, al pueblo por habernos cuidado tan bien, a mi madre porque trabaja y porque al haber venido a la Torre no se ha cerrado la escuela.

NOTA: ¡OJALÁ NO TENGAMOS QUE DAR GRACIAS A LOS NIÑOS QUE FABRICAN ZAPATILLAS DE DEPORTE, PORQUE SE ACABE LA EXPLOTACIÓN INFANTIL!

 El texto podía ser mucho más largo, pero os dejamos a vosotros que lo continueis. Si no lo hacéis por escrito, nda igual. lo Importante es que vayáis descubriendo  a quién queréis dar gracias y que en vuestro interior hagáis el ejercicio y si se lo expresáis a alguien ¡mucho mejor!