CALENDARIO AGRÍCOLA: Julio y agosto

JULIO

 
¿QUÉ SE HACÍA?

En verano ¡qué calor!
Este mes se recogía la cebada, el trigo, las algarrobas, el centeno y los garbanzos.
Se ajustaban cuadrillas de segadores, para la temporada, casi siempre venían de Navalcán.
Muy temprano, ellos iban a las tierras y empezaban a segar, dos de ellos hacían manadas, cantidad de espigas que pueden tener en la mano, y un tercero las amontonaba y hacía gavillas, las ataba con cuerdas de pita ó paja de centeno y formaba haces, éstos amontonados de doce en doce formaban una jacina.
La herramienta que se utilizaba para segar se llama hoz. Es un mango de madera unido con una pieza de acero cortante.
Los segadores se protegían su mano izquierda con dediles que son cuatro dedos de cuero terminando en un cordón también de cuero, atado a la muñeca.
Mientras tanto, las mujeres les llevaban el almuerzo: queso, jamón ó chorizo, y más tarde, la comida de casi siempre, solía ser cocido.
Los hombres, con sus yuntas de vacas y un carro, iban a las tierras a acarrear, o recoger esas jacinas, para llevarlo a las eras a trillarlo.
Una vez en la era, se deshacían los haces, con una horca, y se formaba una parva; y con una pareja de vacas, burros ó caballos, depende lo que cada uno tuviese y un trillo, daban vueltas y vueltas, hasta quedar totalmente trillado.
Con una cañiza se recogía y se hacía un gran montón, hasta que hiciese aire para poderlo limpiar. Con las horcas, viernos, garios y palas de madera, se levantaba y el aire separaba el grano de la paja. Al final, el grano se pasaba por una criba, hasta quedar totalmente limpio.
Con una media fanega ó una cuartilla, se medía el grano y se colocaba en sacos, para llevarlo a la panera.
Más tarde, en el molino, se transformaría en harina, bien para hacer el pan, bien para alimentar al ganado.

El día de Santiago, veinticinco de Julio, los segadores iban a recoger garbanzos y luego se les daba la comida en casa, en vez de en el campo.
Después de la siega, en prados cercanos al pueblo, se ponían las eras con carros. Se traían los haces de la mies a la era; se extendían al sol, se hacía una parva redonda, se ponía el trillo a las vacas y a dar vueltas hasta que el grano se separaba de la paja.
¡Cuántas veces te quedabas dormido por el calor! Una vez trillado se recogía, se hacían montones y a esperar a que viniera aire para limpiarlo con horcas y otras herramientas. Se levantaba y el aire separaba el grano de la paja, y así hasta terminar con algarrobas, cebada, trigo, centeno etc.

REFRANES:
-En Julio normal, seco todo manantial.
-Por San Juan, los días comienzan a acortar.
-Julio triguero, septiembre lunero.
-Dice el labrador al trigo: Para Julio te espero, amigo.
-Por San Fermín, el calor no tiene fin.
-Le dijo Julio al pavero: Ya dormirás en Enero.
-En Julio, beber y sudar y el fresco en balde buscar
-En Julio y Agosto se quema el rostro.
-Julio, la carreta y el yugo.

AGOSTO

¿QUÉ SE HACÍA?
Cuando ya habían terminado las faenas del campo celebraban la función;
otra gran fiesta para todo el pueblo, junto con la matanza y el esquileo.
La fiesta del pueblo es el día de San Roque, el 16 de este mes. Se celebraba con una misa y la procesión alrededor del pueblo, con un cestillo que llevaba el Santo para echar dinero, el que quisiera.
Iba la música tocando la gaitilla y el tambor. Luego, por la tarde se ponía el baile, sobre las cuatro de la tarde y a las doce de la noche ya estábamos recogidos en casa.

REFRANES:
-Agosto, todo lo seca menos el mosto.
-El mes de las cabañuelas es el mes de las higueras.
-En Agosto frío en el rostro.
-En Agosto, aunque sea poco, quien no goza de él es loco.
-Por la Virgen de Agosto pintan las uvas, y por San Judas ya están maduras.

 

 

 

 

CALENDARIO AGRÍCOLA: Mayo y junio

                                                     

  Seguimos con el calendario. ¡Ya va medio año! Ahora llega …

MAY FLORIDO

 ¿QUÉ SE HACÍA?
Como hemos dicho anteriormente, nuestros abuelos solían decir: “Hay tres días en el año que relucen como el sol: La matanza, el esquileo y el día de la función”.
Estos días para ellos eran muy importantes, en la matanza se juntaban para matar los cerdos, y era una gran fiesta, en el esquileo, lo mismo, y cuando ya habían terminado las faenas del campo celebraban la función; otra gran fiesta para todo el pueblo.

El esquileo

Los abuelos tenían un rebaño de ovejas. Durante el tiempo bueno, se las sacaba a comer a las tierras, que ese año no se habían sembrado, se comían la hierba y a la vez ellas estercolaban y servía de abono para que al año siguiente las cosechas fueran más abundantes.
Al caer la noche, las ovejas regresaban y las cerraban en unos pajares que se llamaban majadas.
La persona que cuidaba de las ovejas se llamaba pastor, y como pasaba mucho tiempo en el campo necesitaba, una boina, para protegerse del sol y la lluvia, unamanta para protegerse del frío, un zurrón, para llevar la comida y una cayada que le ayudaba a caminar y mantener el orden del rebaño, junto con el perro, que era su amigo fiel, ofreciéndole compañía y ayuda. El pastor se comunicaba con el perro con un idioma hecho de sonidos y silbidos.
En Mayo o Junio se esquilaba a las ovejas.
Esquilar es quitar la lana de su cuerpo para no pasar calor durante los meses de verano. Esta lana se aprovechaba para hacer mantas y prendas de vestir.
Los dueños que tenían rebaños en el pueblo contrataban a los esquiladores, y así, siguiendo un orden, esquilaban un rebaño y esos días almorzaban, comían y merendaban juntos; después seguían con otro rebaño, y así sucesivamente, hasta terminar.
Eran días de reuniones y buenos momentos que después han quedado en recuerdos.

REFRANES:
-Agua de Mayo, pan para todo el año.
-Mayo hortelano, mucha paja y poco grano.
-Mayo mojado, del buen barbecho hace grano.
-Mayo florido, en flor el olivo y granados los trigos.
-Cuando Mayo va a mediar, debe el invierno acabar.
-En Mayo quemó la vieja el escaño, y en Junio porque no lo tuvo.
-Hasta el cuarenta de Mayo, no te quites el sayo.
-Dijo Mayo a Abril, aunque te pese he de venir.
-El Mayo, todas las feas se casan.

JUNIO

¿QUÉ SE HACÍA?
Ya en el mes de Junio, cuando terminaban las típicas heladas, se sembraban las lechugas, los pimientos, los tomates las judías verdes, etc., para tener provisiones de comida en las casas.
En los huertos también se sembraban árboles frutales, sobre todo manzanos y ciruelos. Los huertos se preparaban cerca de la vega del río. Así tenían asegurado el agua para regar las hortalizas y verduras. En muchos casos había que hacer pozos, y se trabajaba con la ayuda de una noria y un burro dando vueltas
Alrededor del pozo, se conseguía esa agua tan ansiada y necesaria, para regar las plantas.
En este mes se empezaba a coger las algarrobas. Unos las cogían y otros las íbamos a amorenar (hacer montones)
Cuando alguien decía: Yo no sé coger algarrobas, te decían: “Es muy fácil; se mete el hierro, se tira del palo y vienen las algarrobas solas a la mano”.
También en ese mes ya se empezaba a segar la hierba y teníamos que ir a llevar el almuerzo y veníamos de llevarlo y teníamos que ir con la comida hasta El Soto que eran 6 Kilómetros entre ir y venir.

REFRANES:
-Junio brillante, año abundante.
-Por Junio el mucho calor, nunca asusta al buen labrador.
-Por San Antonio, el melonar, ni nacido, ni por sembrar.
-En Junio, el día 21, es largo como ninguno.
-Tarde o temprano, por San Juan es verano.

CALENDARIO AGRÍCOLA: Marzo y abril

MARZO

¿Qué se hacía?
Terminado el invierno, con días más largos y soleados, los hombres del pueblo se preparaban para organizar las diferentes tareas, que con los días fríos del inverno, no habían podido realizar.
Seguían haciendo acequias, regaderas o tornas para regar los prados y que creciese buena hierba, para luego, en el mes de Junio, segarla con la guadaña, recogerla con el rastro y la horca, y llevarla a los pajares con una yunta de vacas y un carro. (La hierba seca se llama heno).
En Marzo se preparaba la tierra para sembrar los garbanzos que se sembraban por S. José.; preparaban los huertos que anteriormente habían abonado con el estiércol del ganado. Una vez podrido el estiércol, entre el mes de Marzo y el de Abril se daba la vuelta a la tierra con la pala y se hacían los surcos con una azada.
Una tradición importante en la Torre era y sigue siendo, La Luminaria. Se celebra el día dieciocho por la noche se celebra la luminaria.
Cuando yo era pequeña, los chicos mayores iban al monte a cortar la leña. La leña gorda la vendían, y la fina, era la que se quemaba.
Lo mayores nos decían: “Lumbre de renta, quien no traiga leña, no se calienta”. Íbamos a buscarlo donde podíamos, sin que nos vieran y lo llevábamos, y luego¡ a calentarnos y a jugar alrededor de la lumbre! Lo pasábamos muy bien.
En el cordel había encinas de todo el pueblo “masa común” que los mozos cortaban.

REFRANES:
Marzo airoso y Abril lluvioso sacan a Mayo florido y hermoso.
-En Marzo florece la hierba, aunque la den con un mazo.
-En Marzo siembra los garbanzos.
-En Marzo florecen todos los campos,
-El sol de Marzo, de riego le sirve al campo.
-Marzo los almendros en flor, y los mozos en amor.
-En Marzo la veleta, ni dos horas esta quieta.                       -Cuando Marzo mayea, Mayo marcea.
-Marzo varía siete veces al día.
-Por San José Bendito, hace la perdiz el nido.
-Si en Marzo no marcea, en Abril ventisquea.
-El que en Marzo oye tronar, vende los bueyes y los eche en pan.
-En Marzo el que no haya estirado la pata, estirará el brazo.
-Por San José el garbanzal ni nacido ni por sembrar.

            ABRIL

¿QUÉ SE HACÍA?
En el mes de Abril, al cambiar el tiempo, ya se sacaban las vacas a los prados.
Por San Marcos, se sembraban las patatas y las cebollas para las personas y las remolachas y coles para el ganado.
Se regaban los prados. Se empezaba a escardar. Nos dolían bien los riñones y así pasábamos la vida de un lado a otro pero siempre mirando al cielo.
Hay un refrán que dice: “El que quita una hierba en abril, quita una y salen mil”

REFRANES:

-Sale Marzo y entra Abril, nubecitas a llorar y campos a reír.
-Por Abril aguas mil.
-Abril y Mayo componen el año.
-Frío en Abril, a las peñas hace reír.
-Abril mojado, Mayo rociado.
-Si quieres saber cuando es Abril, la golondrina te lo vendrá a decir.
-Si Abril fuere frío, habrá pan y vino; y si fuere frío y mojado seguro está el año.
-Abril tronado, viene buen verano.
-Abril sonriente, de frío mata a la gente.
-Abriles y Condes, los más traidores.
-Que me siembres en Marzo que me siembres en Abril, hasta Mayo no voy a salir.

CALENDARIO AGRÍCOLA: Noviembre y diciembre

Sin título
¿QUÉ SE HACÍA?

Se podaban los árboles. Traían leña para todo el invierno que era largo y frío. Arrancaban las encinas que estaban secas. Primero, una cuadrilla de hombres iba a podarlas y luego a serrarlas. El que no tenía monte para cortar leña iba a las dehesas de Villagarcía y de Gallegos y tenía que pagar. Luego iban con carros a recogerlo. Se juntaban tres o cuatro para cargar ¡y con una buena merienda!

En el campo no se hacía nada más. La gente estaba en casa calentándose en la lumbre. Por delante te quemabas y por detrás te helabas de frío: los gatos y los pucheros se ponían a la lumbre, el caldero de los cerdos colgado con las remolachas o las patatas.

A finales de Noviembre se hacía la matanza de los cerdos que se habían cebado durante todo el año.

Ha llegado el frío y con él noviembre, tiempo de matanza una fiesta con mucho trabajo y frío pero éramos muy felices. Decían los abuelos: Tres días hay en el año que relucen más que el sol, la matanza, el esquileo y el día de la función.
Pasaban muchos meses cuidando el cerdo y engordándolo con bellotas y patatas. Íbamos a coger bellotas para los cerdos y les cocían las patatas en la lumbre en un caldero hasta llegar la matanza.

La matanza duraba 3 días. El día de antes se preparaban las astillas y se iba al campo a por la paja para socarrar los cerdos. La paja era de centeno y se había segado anteriormente.

 El primer día se mataba el cerdo le subían a una mesa para matarlo y poder coger la sangre para hacer las morcillas. Después se socarraba; se sacaban las tripas. Las mujeres las desenredaban. Se iba a lavarlas al río y a veces había que cachar los hielos. Después veníamos con frío y teníamos las castañas cocidas. Nos calentábamos las manos y tomábamos la limonada que estaba bien dulce. Por la noche se cosían las tripas y se hacían las morcillas. Decían que para estar buena “la morcilla curiosa picante y sosa”.
El cerdo se colgaba hasta el 2º día.
El segundo día se invitaba a todos los vecinos a tomar el aguardiente con rosquillas. Después desayunaban y los hombres estazaban el cerdo. Las mujeres apartaban la carne y de vez en cuando echaban un poco de carne magra en los tizones de la lumbre. Después de un buen almuerzo casi siempre patatas con bacalao, picadillo, chorizo, torreznos, se picaba la carne para prepararla para hacer la longaniza. Entonces se hacía con tijeras. La carne “se sobaba” (adobaba). También se adobaban los huesos, el tocino, las costillas, los pies, los lomos, los solomillos, el espinazo…
Por la noche se hacía la moraga (trozos de carne picados con un poco de orégano que se freía) y se invitaba a los amigos a comerla. En esto no participaban las mujeres. Los hombres bebían el vino en la sala al brasero bien calentitos, mientras las mujeres cosían las tripas para la longaniza.

El día 3º y último se hacían los chorizos con embudos. Después se hacían los chicharrones y al final las migas en el mismo caldero para aprovechar la grasa. Este era de cobre.

Terminada la matanza, al día siguiente, se salaban los jamones. Las madres preparaban la probadura para los vecinos que no mataban : un trocito de hígado, un poco de sangre, una morcilla y poco más.
Con la vejiga del cerdo, un bote y una paja de bercea, se hacía la zambomba a los niños. Estos además de jugar, ponían lumbre en la calle y cocían bellotas en un bote hasta la hora de la cena.

No había animal más bien aprovechado que el cerdo. Valía todo.

               REFRANES

– Dichosito mes que entra con los Santos, media con S. Eugenio y sale con S. Andrés.
– Por S. Eugenio las castañas al fuego, la leña al hogar y las ovejas a guardar.
– A cada cerdo le llega su S. Martín.
– Noviembre tronada malo para el pastor y peor para el ganado.
– Por Noviembre si no has sembrado, no siembres.
– A primeros de Noviembre, tu fuego enciende.
– Si Noviembre empieza bien, confianza has de tener.
– Por los Santos, la nieve en los altos, y por San Andrés nieve en los pies.
– Día de nieve y agua, buen día de taberna y fragua.
– El viento que anda en San Martín, dura hasta el fin.

Sin título

¿QUÉ SE HACÍA?

En algunas familias la matanza se hacía en Diciembre.
En el campo no se hacían tareas agrícolas, sólo “atalantar” el ganado que estaba en los establos.
Si nevaba, porque entonces caían nevazos, había que hacer veredas con las palas lo primero para salir de casa y lo segundo para ir a los establos a atender el ganado.
Hacía muchísimo frío, no como ahora que hace menos. Las calles estaban llenas de barro y de hielo y no se podía andar por ellas.

Por Nochebuena se iba a cantar las Pascuas por las casas. La gente daba un trozo de chorizo, salchichón o dinero. En aquellos tiempos era una peseta, que era mucho, y luego los días de Nochevieja se iba a pedir los torreznos. Entre los mozos se elegía a un alcalde y el día de San Silvestre se decía una misa por los mozos y luego por la noche se hacía una cena con lo que se había sacado, y todos tan contentos.

REFRANES
-En Diciembre, la tierra se duerme.
-Cuando en Diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar.
-Por Santa Lucía, se acorta la noche y se alarga el día.
-Hasta el día de Navidad, no es invierno de verdad.
-Por Navidad, lo conoce la vieja en el hilar.
-San Silvestre, despídete de éste.
-Diciembre mojado. y Enero bien helado.
-En Diciembre leña y duerme.
-En Diciembre no hay valiente que no tiemble.
-El suelo mojado y el cielo encapotado.